El Concello de Padrón tiene una nueva zona verde de 4.000 metros cuadrados

Uxía López Rodríguez
uxía lópez PADRÓN / LA VOZ

PADRÓN

La zona verde está pegada a las naves de la empresa padronesa Aluminios Cortizo.
La zona verde está pegada a las naves de la empresa padronesa Aluminios Cortizo. merce ares

Está en Extramundi y muchos desconocen su existencia ya que creen que es un área privada de una empresa vecina

04 jun 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Para muchos pasa desapercibida, pero en Extramundi de Abaixo, en el municipio de Padrón, existe una zona verde para disfrute de los vecinos, aunque muchos no saben que existe o, en todo caso, la asocian a una propiedad privada de la empresa junto a la que se ubica, Aluminios Cortizo.

Dentro del plan parcial de suelo urbanizable industrial que aprobó el Ayuntamiento en esta zona, para la ampliación de las instalaciones de dicha firma, el Concello recibió en cesión un total de 10.986,80 metros cuadrados de terreno destinados a uso público y dotacional, lo que representa un 34,75 % del total del suelo del sector, según datos aportados ayer por el propio Ayuntamiento.

De ellos, 4.315,55 metros cuadrados corresponden a zonas verde e itinerarios peatonales, en la que los vecinos y demás pueden disfrutar de un área natural bonita, con un regato canalizado. Hay, además, 4.825,05 metros cuadrados para aparcamientos públicos y viales, además de quedar reservados 1.846,20 metros cuadrados para equipamiento sociocultural y deportivo, todo ello para el Ayuntamiento.

Son muchas las personas, del municipio y de fuera, que desconocen la existencia de la zona verde, que está sin señalizar y a la que se accede desde una pista que enlaza con la carretera comarcal AC-299, entre Rois y Padrón, aunque muchos creen que se trata de una zona privada de la empresa anexa.

Además de senderos peatonales, en la zona verde también hay un espacio con aparatos biosaludables para hacer ejercicio, además de un pequeño remanso de agua en el regato canalizado.

Hay vecinos de Extramundi que sí visitan la zona verde, pero se desplazan hasta el lugar en coche porque creen que, a pie, es peligroso llegar hasta ella teniendo en cuenta el arcén que tiene la carretera AC-299.