Quejas por la tardanza en retirar un desprendimiento en el talud de la mina romana en Oroso

o. p. SANTIAGO / LA VOZ

OROSO

El alcalde asegura que la pala acudirá a la zona esta semana y apunta la dificultad de actuar en una zona protegida por Patrimonio

28 nov 2023 . Actualizado a las 05:05 h.

Las fuertes lluvias de la primera quincena del mes causaron un desprendimiento de tierras en el talud de la mina romana de As Grobias, en Porto Avieira. El Concello de Oroso señalizó el perímetro del desprendimiento, pero la tardanza en retirar la tierra caída motivó quejas vecinales. Un malestar del que se hizo eco el PSOE, cuyo edil Antonio Leira indicó que «a xente enfadouse coa caída do talude. Eu intento ser prudente, e deixeilles marxe para que actuasen pero máis de 15 días despois ninguén retirou a terra, está simplemente balizado cunha cinta para non aparcar».

Leira señala que no es el primer desprendimiento que se produce en la zona, donde también los hubo en la etapa del anterior gobierno local. La diferencia está, asegura, en el tratamiento del área. Porque indica que en el pasado mandato se acometieron limpiezas y desbroces para intentar poner en valor la mina de As Grobias, autorizadas por Patrimonio bajo la supervisión de un arqueólogo, ya que la zona es un bien del patrimonio cultural de Galicia, y está inventariado como tal. Frente a esa situación, indica que «agora está a monte», sin que el Concello completase los trámites iniciados por el anterior ejecutivo para poder actuar sobre el talud, por lo que llevará el asunto al próximo pleno.

Por su parte, el alcalde de Oroso, Álex Doval, aseguró ayer que está previsto que acudan una pala y un camión esta semana para retirar la tierra caída, ya que por la protección de Patrimonio no es posible una actuación más intensiva. Dijo que es un área en la que es complejo intervenir también por el material que allí se encuentra «porque no es tierra, es como si fuese arcilla. Normalmente cuando retiras un camión de tierra en una obra son muchas las personas que se interesan por ella, pero esta no la quiere nadie, porque no vale para nada».