La futura Vía Verde entre Santiago y Cerceda comienza a andar en Oroso

ÓSCAR LÓPEZ / i. c. SANTIAGO / LA VOZ

OROSO

XOAN A. SOLER

Es una senda para ciclistas y peatones en el viejo trazado del ferrocarril

17 jul 2021 . Actualizado a las 01:52 h.

La Vía Verde, una ruta para senderistas y ciclistas que conectará Santiago y Cerceda siguiendo el trazado de la antigua vía del ferrocarril, pronto será una realidad. Ayer comenzaron las obras de construcción de su primer tramo, el del concello de Oroso, que estará finalizado, si todo va bien, a finales de este año o a comienzos del siguiente. El proyecto, financiado en su mayor parte con fondos europeos de la Diputación, cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros, de los que 570.000 corresponden al tramo de Oroso.

A la inauguración asistieron el presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso; el alcalde de Oroso, Luis Rey; los diputados provinciales Antonio Leira, concejal de Turismo en Oroso, y Blas García, alcalde de Ames; los concejales de la corporación municipal, otros alcaldes y ediles de la comarca, y el anterior regidor orosino, Manuel Mirás, impulsor de esta iniciativa hace más de 15 años. «Sei ben as veces que Manuel Mirás foi a Madrid a pelexar por este proxecto, que hoxe está máis cerca de ser unha realidade e será moi importante para os veciños de Oroso», declaró Luis Rey para agradecer el trabajo de su predecesor.

El trazado de la futura Vía Verde, la primera de la provincia y la mayor de Galicia, abarca un total de 36,5 kilómetros desde Santiago hasta Cerceda, pasando por Oroso, Ordes y Tordoia. La senda permitirá la circulación de ciclistas y peatones, que podrán hacer un alto en el camino en las antiguas estaciones de tren, reconvertidas en áreas de descanso. El presidente de la Diputación, Valentín González, afirmó que se trata de un «proxecto ambicioso» que permite «darlle unha vida nova a unha infraestrutura que a sociedade tivo a sensibilidade de non deixala morrer». Señaló, ademas, que la Vía Verde se convertirá en una «zona de tránsito de xente de distintas procedencias que comunicará cinco concellos coa capital de Galicia».