Golf en Oroso


El golf arrastra una fama que impide su expansión entre el común de los mortales: la de ser un deporte de élite, de los Donald Trump (sí, él juega) del planeta. Además, se ha extendido la idea de que es muy caro, aunque la realidad demuestra lo contrario. Por supuesto, si uno va a tribuna al Bernabéu le va ser más oneroso que si opta por una entrada de las baratas. Y aquí pasa igual. Esas ideas sin duda son reflejo de medio milenio de historia. Pero al igual que cualquier otra cosa, un club de golf del siglo XXI no tiene que ver con, por ejemplo, la escocesa Honorable Asociación de Golfistas de Edimburgo, fundada en 1744.

El campo de pitch and putt que se hizo pegado a la urbanización de Porto Avieira, cerca de Sigüeiro, es un ejemplo de todo lo anterior. Y la gestión hasta no hace mucho no debió de ser maravillosa. La primera buena noticia es que recientemente lo han cogido dos socios, le están dando un vuelco, han dinamizado la atmósfera y están terminando un proyecto para abrirse a la sociedad. La segunda buena noticia es que uno de esos dos socios es Michel, persona muy querida en Sigüeiro, con tirón popular y una experiencia en gestión en general que nadie critica.

Lo importante de ese bien cuidado campo de golf es que aporta valor añadido al concello de Oroso, empeñado hasta ahora en que ese no sea un municipio-dormitorio, sino en hacer realidad su eslogan: Oroso para vivir. Y de ahí la apuesta en actividades culturales y deportivas.

Pero la corporación municipal tiene que echar una mano. No genera buena imagen ir a ese campo de golf y, en medio de una urbanización, encontrar un par de grandes camiones aparcados. Alto y claro: se trata de una zona residencial.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Golf en Oroso