Gala da Cultura


El viernes Sigüeiro fue, un año más, una fiesta. Una fiesta cultural, sin orquesta, sin comilonas y sin ningún pasado de vueltas alcohólicas deambulando por ahí. Fue una fiesta en la que se reconoció el trabajo hecho en el campo de la cultura por personas, grupos y empresas, y donde se galardonó a una vecina de muy corta edad que es -permítanme la expresión- la repera tocando el violín.

En la segunda parte de esa cita -que cuenta con el apoyo de Galicia Calidade- los premiados fueron tanto infantes residentes en ese ayuntamiento que participaron sobre todo en el concurso «Escríbele una carta a Cosme de Médici» (príncipe que pasó por Oroso hace 350 años exactos) como personas de fuera que se presentaron al IV Certamen Internacional del Camino Inglés. Entre las que se marcharon felices a casa, cinco alumnas de la Escuela Universitaria de Turismo de la Universidade da Coruña, que formaron dos grupos de trabajo y recibieron sendos galardones. Y hubo ausencias, porque algunos premios se fueron a Estados Unidos y al norte de Inglaterra, de donde no vino nadie por la distancia. Se entiende.

Lo que se entiende menos es que a un premio aceptablemente bien dotado (mil euros el primero, y hay otros 16 más, lo cual no es moco de pavo), que cada vez tiene más participantes, no se presenten universitarios de Santiago. Porque habrá muchos cuyo interés se aproxime al cero absoluto, pero ¿dónde está la caballería?

Y lo cierto es que se les espera pero no casi están. Al menos no en el certamen internacional de Oroso. Se da la circunstancia de que, entre las cuatro ediciones, se presentaron más estudiantes británicos que compostelanos. ¿Usted lo entiende?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Gala da Cultura