Ames, Teo y Oroso, únicos concellos en los que nace más gente de la que fallece

Desde 1996 hubo casi diez mil decesos más que nacimientos en el área de Compostela


SAntiago / la voz

El área metropolitana de Santiago, formada por 25 municipios pertenecientes a las comarcas de Compostela, Ordes, Sar, Arzúa, Melide, Xallas y Barcala, acumula un crecimiento vegetativo negativo desde el año 1996 que roza las diez mil personas, pese a que en todo este tiempo ayuntamientos como el de Ames aportan una diferencia positiva entre nacidos y fallecidos de 3.750 habitantes.

Teo y Oroso son junto a Ames los únicos municipios que frenan el descalabro vegetativo en el áera de influencia de Compostela, ya que el primero aporta en su balance de las dos últimas décadas a 209 personas, menos de la mitad que incorpora Oroso, con un saldo de 525 habitantes más. La diferencia entre ambos tiene su explicación, porque Teo mantuvo un balance positivo solo entre 1999 y el 2008, mientras que Oroso solo tuvo saldo vegetativo negativo en los años 2010 y 2012.

La estadística de crecimiento vegetativo desde 1996 resulta especialmente preocupante en municipios como Val do Dubra, en el que la diferencia entre recién nacidos empadronados y fallecidos es negativa en un total de 1.108 personas, un cómputo muy parecido al que ofrece el ayuntamiento de Santa Comba (con un saldo negativo de 1.157 personas).

Arzúa es el tercer municipio con peor comportamiento, ya que el balance es negativo en 977 personas. Los datos a la baja los completan A Baña (-972 personas), Boimorto (-710), Boqueixón (-389), Brión (-246), Dodro (-373), Frades (-483), Melide (-878), Negreira (-686), Ordes (-510), Padrón (-329), O Pino (-625), Rois (-602), Santiago (-779), Santiso (-258), Toques (-228), Tordoia (-819), Touro (-804), Trazo (-608) y Vedra (-634).

Ames rompe todas las barreras

Frente a tantos números en rojo, Ames ofrece una evolución espectacular, ya que para llegar a la cifra récord de 3.750 personas en veinte años debe haber datos como el del 2008, con 281 nacimientos más que defunciones. En el mismo período, Oroso engrosó la estadística en 44 personas, Teo en 66, y Santiago aportó 64. Por el contrario, en Val do Dubra la diferencia entre nacidos y fallecidos siguió siendo negativa en 57 personas, frente a los 54 perdidos en Santa Comba, un número cercano a los 45, también en negativo, de Arzúa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ames, Teo y Oroso, únicos concellos en los que nace más gente de la que fallece