Dos hermanas de Ordes crean una nueva marca de joyas y su despegue es fulgurante

Patricia Calveiro Iglesias
Patricia Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

ORDES

Antía (en la foto, a la izquierda) y Andrea Calvo (derecha) vivían fuera de casa cuando estalló la pandemia. El confinamiento volvió a unir a estas dos hermanas de Ordes bajo el mismo techo y de esos días surgió un proyecto empresarial en común, Elas Collection, una marca de joyas y complementos que ha tenido una gran acogida.
Antía (en la foto, a la izquierda) y Andrea Calvo (derecha) vivían fuera de casa cuando estalló la pandemia. El confinamiento volvió a unir a estas dos hermanas de Ordes bajo el mismo techo y de esos días surgió un proyecto empresarial en común, Elas Collection, una marca de joyas y complementos que ha tenido una gran acogida.

En solo tres meses, Andrea y Antía lograron hacer ya ventas nacionales con Elas Collection, que acaba de lanzar también una colección cápsula de bolsos y sombreros

03 jul 2021 . Actualizado a las 10:36 h.

Estaban viviendo fuera de casa y el confinamiento las volvió a juntar en Ordes. En ese paréntesis en las vidas forzado por el covid hubo tiempo para pensar, repensar y planear. En el caso de las hermanas Andrea y Antía Calvo, de 28 y 22 años, su idea de crear juntas una marca de joyas dirigida a un público joven no se quedó en el tintero. Elas Collection se hacía realidad un año después y su despegue ha sido fulgurante. En solo tres meses, ya se han estrenado en las ventas nacionales, más allá de las fronteras gallegas. De alguna forma, su fama ha llegado a la otra punta de España en tiempo récord. «La verdad es que, aunque emprender no es fácil y menos en estos tiempos, no nos podemos quejar de la buena acogida que estamos teniendo. No esperábamos unos resultados así en tan poco tiempo. Publicamos un vídeo y, a los cinco minutos, ya tenía más de mil reproducciones», destaca la mayor, Andrea.

«Nuestra madre, Marisol, tiene desde hace más de 30 años una tienda multimarca y de tocados hechos por ella. A nosotras siempre nos gustó el mundo de la moda y de los accesorios. Hay un espíritu muy emprendedor en la familia y fue surgiendo la idea de la marca de joyas, aprovechando que la tienda de nuestra madre (Tasmania) podía servirnos como punto de venta físico y viendo que las empresas en el mundo online estaban creciendo», explican.

Para ambas, este es su primer proyecto empresarial. En la prepandemia, Andrea se dedicaba al sector del márketing y estaba viviendo en A Coruña (antes, en Madrid); y Antía se encontraba acabando el grado de Turismo en Ourense. «Somos dos personas diferentes, en estilos y personalidad», dicen, y querían aportar cada una su granito de arena para ofrecer colecciones de joyas pensadas para la mujer de hoy, con estilo y divertidas. «Al principio lanzamos solo joyas, que es nuestro fuerte. Empezamos con piezas hechas por fabricantes. Y en este último mes hemos sacado dos colecciones cápsula, una de bolsos y otra de sombreros, ambas diseñadas y fabricadas al 100 % en Galicia», subrayan las ordenses.