Por estas castañas hay quien está dispuesto a recorrer un trayecto de 30 minutos en coche

Bieito Viqueira es el decano de los castañeros en Ordes y toda una institución ligada al otoño en la comarca


Santiago / La Voz

El otoño se instaló la semana pasada en Ordes, donde un hombre se ha convertido en todo un símbolo de esta época del año. Se trata de Bieito Viqueira, el decano de los castañeros locales. A punto está de cumplir los 61 y la friolera de 48 años dedicándose a este oficio en su villa natal. Es el Manolo Prieto ordense. Otro plusmarquista al que no doblega el frío, los chaparrones ni las crisis. Su locomotora siempre acaba saliendo para ofrecer un cucurucho con el que templar las manos y el estómago. Echando la vista atrás, el hombre que de niño ya soñaba con ser castañero recuerda los tiempos de bonanza: «Nun día podías vender 300 quilos, pero xa choveu diso». Este año el cambio ha sido abismal, en un municipio en el que la alerta roja por covid pesa como una losa: «Hai un cambio moi grande. Está indo moi mal. Se outro ano calquera despachabas 70 quilos, neste cheguei a 15». De su asador motorizado, con luz incorporada y una pintoresca campanilla, solo sale producto de primera, afirma: «Prefiro non dar castañas a dalas malas». De hecho, cuenta que en alguna ocasión le han dado gato por liebre y, al comprobar que la mercancía era «borralla», prefirió tirarla a sacar tajada con ella. Quizás por eso hay quien está dispuesto a recorrer un trayecto de 30 minutos en coche por sus castañas. Además de los vecinos y de las personas que están de paso, explica que entre sus habituales año tras año está un matrimonio de A Coruña que «vén expresamente». Otros se desplazan desde Arzúa, Curtis... e incluso Lalín. Apunta él que su fama se disparó tras salir en varios programas de la TVG. El último, comenta, el Supermartes. Con una incapacidad laboral parcial por epilepsia, explica el maestro castañero que el resto del año se dedica a «coidar a horta que teño, porque non sabe igual un repolo da casa que os comprados», sentencia.

Hay fotos que quedarán para la posteridad, como la que se hicieron Kiko Veneno y Carlangas, de Novedades Carminha, tras ganar dos y tres trofeos respectivamente en los Premios MIN. La imagen no solo les recordará una noche épica del 2020, también aquel año en el que una pandemia entró hasta la cocina y cambió todo, introduciendo la mascarilla entre bastidores.
Hay fotos que quedarán para la posteridad, como la que se hicieron Kiko Veneno y Carlangas, de Novedades Carminha, tras ganar dos y tres trofeos respectivamente en los Premios MIN. La imagen no solo les recordará una noche épica del 2020, también aquel año en el que una pandemia entró hasta la cocina y cambió todo, introduciendo la mascarilla entre bastidores.

Pendiente de celebración

Hasta en los peores momentos se abren claros de luz. En un año complicado, con muchos conciertos cancelados y la industria cultural semiparalizada, la banda de picheleiros Novedades Carminha recibía tres importantes reconocimientos en los Premios MIN de la Música Independiente. Competían contra importantes nombres de la escena musical, como el gran Kiko Veneno, Xoel López, Zahara, Viva Suecia o el rapero Javier Ibarra (más conocido como Kase.O), entre otros tantos. Y ganaron tres de las cuatro categorías a las que optaban en una noche épica, en la que el grupo se impuso en las de mejor álbum pop (por Ultraligero), mejor artista y mejor directo. Para celebrar un triplete como este y «el gusto refinado» mostrado por el jurado de los MIN, apuntaba el siempre ocurrente Carlos Pereiro (alias Carlangas) en sus redes sociales, ya han fijado una fecha para reencontrarse con sus amigos, familia y seguidores de Santiago. Será el 26 de marzo, en el Multiusos de Sar. Y, si la pandemia no lo impide, sus seareiros estarán ahí para festejarlo, vistiendo la camiseta oficial del equipo (la que lazaron este verano junto a su último tema está arrasando y hasta el meteorólogo Martín Barreiro ha salido luciéndola en Instagram). En ella fardan, y pueden hacerlo -todo sea dicho-, de que hay «mucho nivel» en el trabajo que llevan desempeñando desde hace 12 años.

Red de exalumnos

El Consello Social de la USC, que preside Cecilia Sierra, ha financiado un convenio de colaboración con la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la USC, que preside Benita Silva, para promover, entre otras cuestiones, la creación de una red fuerte de antiguos alumnos que favorezca el desarrollo del orgullo de pertenencia a la USC, potenciando la vinculación con la universidad en que se formaron y aprovechando el valor que pueden aportar a las nuevas generaciones. Al acto protocolario de firma asistió el rector de la USC, Antonio López.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Por estas castañas hay quien está dispuesto a recorrer un trayecto de 30 minutos en coche