Doble alerta por positivos en Santa Comba y Ordes

La Voz

ORDES

Los alcaldes piden a la ciudadanía que extremen las medidas de higiene y el cumplimiento de las restricciones de movilidad

20 mar 2020 . Actualizado a las 13:55 h.

A medida que pasan los días y aumenta la confirmación de casos positivos, comienza a conocerse también la procedencia de las personas afectadas por el coronavirus. Hasta el momento se han confirmado dos contagios en el municipio de Santa Comba y otro en Ordes, con la particularidad de que en cada ayuntamiento también hubo análisis con resultado negativo.

Fueron los alcaldes de estos concellos los que dieron a conocer la situación y lanzaron a la ciudadanía mensajes para extremar las medidas de higiene y cumplir con las restricciones de movilidad. David Barbeira, regidor xalleiro, informó al vecindario con un vídeo, y su homólogo ordense, José Luis Martínez Sanjurjo, con una nota oficial. «Exactamente, sabemos que son dos personas que se hallan aisladas las que dieron positivo en las pruebas y una tercera dio negativo», explicó Barreira, que reiteró con un bando la obligación de cumplir las normas. De hecho, uno de los lugares más problemáticos está siendo el centro de salud. Los vecinos no siguen las indicaciones de quedarse en casa y comunicarse telefónicamente, y acuden con fiebre y tos, sin aceptar la complejidad de la actual situación y sin seguir las recomendaciones de la Consellería de Sanidade.

Ante esta situación, el Concello xalleiro reitera que se empezarán a aplicar sanciones. Esta medida no solo va dirigida a los habitantes de Santa Comba, sino también a los de municipios vecinos como Mazaricos o A Baña, que acuden a tiendas, supermercados o farmacias y que no siempre cumplen con las limitaciones de movimiento.

En el caso de Ordes, el enfermo con coronavirus también permanece aislado en su domicilio. Ante la alarma generada por el falso positivo del pasado día 13 (dio negativo en sucesivos controles) y la persona enferma, el Concello insta al vecindario a cumplir a rajatabla el decreto ley en vigor y recuerda que la Policía Local extrema la vigilancia y los controles. De hecho, ya impuso la primera sanción.