A Tablilla, una recta de dos kilómetros y trágicos accidentes

La velocidad y el exceso de confianza, causas de los siniestros


Carballo / La Voz

«Hay pocos accidentes, pero los que hay, son tremendos». Así definió ayer un vecino de A Silva (Cerceda) el tramo de la AC-413 que este domingo por la noche fue, por desgracia, escenario de otro trágico siniestro viario, con dos jóvenes fallecidos, uno vecino de A Silva, de 21 años, y otro residente en Ordes, de 26, así como un matrimonio, un hombre de 53 años y su mujer de 51, heridos, aunque fuera de peligro.

La AC-413 es una carretera de titularidad autonómica muy transitada. Enlaza Cerceda, Ordes, Carballo, A Silva, Tordoia... «La gente de aquí que va para el aeropuerto de Lavacolla suele coger esta carretera hacia Ordes y de ahí a Santiago». También es un vial utilizado para los que desean coger la A-6, dirección Madrid: «Salimos de Cerceda, cogemos hacia Ordes y, de allí, enlazamos con Curtis, Teixeiro y Guitiriz antes de coger la autovía», indicó un usuario de la AC-413: «Vengo siempre por esta carretera, como mínimo, dos o tres veces a la semana», argumentó.

La denominada recta de A Tablilla tiene unos dos kilómetros de longitud. Arranca en la curva de A Ferralla y termina en Xesteda, tras pasar por A Tablilla. El tramo poblado está limitado a 50, aunque hay otros, a 70 y 90: «El problema de la recta de A Tablilla es el exceso de velocidad y de confianza. La mayor parte de los que la utilizan son gente de aquí o vienen a esta zona a trabajar, y claro, es una recta de dos kilómetros y te invita a pisar», explicó otro vecino de A Silva, quien recordó las visitas del radar de Tráfico por esta recta.

La AC-413 fue arreglada hace ya unos años, según confirmó ayer el alcalde de Cerceda, José García Liñares: «Fíxose unha obra en dúas fases: A Silva-Ordes e A Silva-Carballo, e lembro que na recta da Tablilla eliminouse un cambio de rasante que era moi perigoso», dijo.

Recuerdo

El trágico accidente del domingo hizo recordar a muchos vecinos de la parroquia de Rodís el siniestro ocurrido sobre las cinco y media de la madrugada del domingo 21 de diciembre del 2014. Un joven de 26 años perdió la vida a escasos cuatro kilómetros de su casa. El vehículo que conducía, un Peugeot 206, chocó por detrás con un camión cisterna, que circulaba en el mismo sentido. A consecuencia del terrible impacto, el Peugeot 206 salió desplazado varios metros y el conductor, despedido. El vehículo, que quedó destrozado, impactó finalmente contra un autobús aparcado en las inmediaciones.

Desgraciadas similitudes

Ambos siniestros guardan, por desgracia, algunas similitudes: fue un domingo, el fallecido este domingo y el del 2014 residían en la misma parroquia (Rodís), todo apunta a una velocidad inadecuada y una persistente niebla en la zona: «Aquí, la niebla, cuando baja, carga mucho más que en otros sitios, apenas te deja ver», recordó un residente en A Silva.

Además, en esta recta de A Tablilla, se produjeron varios accidentes graves en los últimos años. El más brutal fue, sin duda, el registrado en la mañana del 26 de enero del 2013. Dos vehículos, Un Seat León y un Citroën C-5, chocaron frontalmente en plena recta y con la niebla, otra vez, como principal protagonista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A Tablilla, una recta de dos kilómetros y trágicos accidentes