Raquel Doallo: «Defendemos ter un salario digno coa comercialización dos nosos produtos»

La cooperativista de Cestola na Cachola es, junto a otros impulsores de la economía social, autora de murales pintados en Santiago y Ordes


santiago / LA VOZ

Raquel Doallo, junto a Xoana Almar y Miguel Peralta, constituyó hace ahora cinco años la cooperativa Cestola na Cachola, un proyecto colectivo de autoempleo impulsado por «persoas que traballan naquilo que máis nos gusta e onde aplicamos a nosa formación». Su constitución como cooperativa fue, en realidad, el paso natural de este grupo de amigos que venía trabajando desde un año antes en iniciativas de economía social y en proyectos de ilustración y murales. Raquel y Xoana se conocían de la etapa de estudiantes de Economía, y su amistad fue suficiente para sacar adelante el proyecto empresarial junto a Miguel, «co que traballou Xoana en Granada», comenta Raquel. La filosofía de su cooperativa se rige por la premisa de que «o salario non é lucro. Defendemos poder obter un salario digno a través da comercialización dos nosos produtos e servizos».

En estos cinco años de vida, Raquel se ha ocupado de la parte más económica del proyecto, y Xoana y Miguel de la artística, pero «as decisións, as liñas a seguir son o resultado da posta en común dos tres». La parte económica, de la que más se ocupa Raquel, no incluye solo las cuentas de la propia cooperativa, sino también «a posta en marcha de cursos de formación, porque cando nos propuxemos crear a cooperativa, malia ter estudos de Economía, tivemos moitas dubidas». Con esta formación ofrecen respuestas «arredor do cooperativismo e da economía social, do consumo consciente e do traballo en equipo e en rede». Cestola na Cachola también impulsa, por medio de su consultoría social, «o acompañamento a outros proxectos e iniciativas sociais», que son analizadas para garantizar su viabilidad.

Pero si bien esta parte del trabajo de la cooperativa ocupa buena parte de su tiempo, y mucho esfuerzo, Cestola na Cachola tiene una faceta más visible, la artística, que cobra cada vez más fuerza y despierta más interés entre los vecinos.

Poco a poco, las pinturas en las paredes que generaban cierto rechazo en algunas personas, que los igualaban injustamente a los grafitis, se están convirtiendo en la solución perfecta para embellecer las localidades gallegas. Cestola na Cachola tiene, por ahora, dos murales en Santiago y también han dejado su impronta en la localidad de Ordes y en otros municipios como Lalín o Carballo, en la zona de la Ribeira Sacra y en Ribadumia, donde se está desarrollando actualmente un proyecto vinculado a la lucha contra la violencia de género. De Xoana y Miguel, los artistas de la cooperativa, es la imagen de una abuela que da la bienvenida, en la rúa Amor Ruibal, en Pontepedriña, que fue realizado el pasado año dentro de un programa del Concello de Santiago; y de ellos es también el mural que decora una de las paredes del establecimiento hostelero en Caldereiría 26, encargado por iniciativa privada. Su huella se puede ver también en muros de Ordes.

Otro de los frentes de la cooperativa es la moda, pero de ropa ecológica. Doallo explica que «non temos puntos de venta directa. Traballamos coa venta on line, e en Santiago temos venta na libreria Lilith e na tenda de roupa Voikukka», ambas en Compostela. Siguiendo la filosofía marcada desde el inicio por los tres miembros de la cooperativa, y que tiene entre sus líneas impulsar el consumo consciente, sus piezas de ropa están elaboradas con tejidos y pinturas ecológicas, y decoradas con las creaciones de Xoana y Miguel.

La protagonista. Raquel Doallo forma parte de la cooperativa, y se ocupa de la faceta económica, formativa y de consultoría social.

Cestola na Cachola. Cooperativa social creada hace 5 años con tres socios: Xoana Almar, Miguel Peralta y Raquel Doallo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Raquel Doallo: «Defendemos ter un salario digno coa comercialización dos nosos produtos»