La promotora del parque eólico Ardemil renuncia al proyecto y prepara otro de menor impacto

Un representante de la empresa informó al regidor de la decisión y ofreció datos de la nueva propuesta


santiago / la voz

La empresa Green Capital Power, que inició ante el Ministerio de Medio Ambiente los trámites para instalar tres parques eólicos en la provincia, uno de ellos que afectaba especialmente al municipio de Ordes, ha confirmado su renuncia inmediata a las tres iniciativas.

Así lo anunció el Concello, ya que el alcalde ordense, José Luis Martínez Sanjurjo, se reunió ayer con técnicos delegados de la empresa y en ese encuentro le confirmaron que hoy mismo presentarán ante el Ministerio de Medio Ambiente la renuncia oficial a continuar con los trámites de los proyectos, que estaban en fase de tramitación del estudio de impacto ambiental.

Pero este anuncio no supone un punto final al desarrollo de la energía eólica en Ordes, ya que esta empresa confirmó que proyecta la instalación de aerogeneradores con una potencia inferior a los 50 megavatios que había planificado para los planes ahora abortados. De hecho, Green Capital Power ya le presentó al alcalde documentación del nuevo proyecto, denominado Monte Inxerio.

Martínez Sanjurjo trasladó a los directivos de la empresa su recelo y el de los vecinos con el proyecto Ardemil, ahora retirado, ya que marcaba la instalación de quince aerogeneradores de gran altura por una zona prácticamente coincidente con el trazado del Camino inglés y con ventiladores ubicados, en algún caso, a menos de cien metros de las viviendas. El regidor añadió que «o Concello non vai permitir reducir a seguridade dos veciños, a preservación do medio ambiente e da nosa paisaxe e a conservación do noso patrimonio, especialmente do Camiño inglés».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La promotora del parque eólico Ardemil renuncia al proyecto y prepara otro de menor impacto