«Os rapaces inundaron a casa porque quixeron facer unha piscina e nadar»

Los padres del triatleta ordense inculcaron a sus cinco hijos la práctica del deporte

;
«Un día inundaron a casa porque quixeron facer unha piscina e nadar» En primeira persoa coa familia de Iván Raña

santiago / LA VOZ

Los Reyes Católicos estampaban en su firma aquello de «tanto monta, monta tanto». Y de igual forma, cuando surgen deportistas de la talla del ordense Iván Raña cabe preguntarse si la casta que le viene al galgo le llega a partes iguales. Tras conocer a sus padres, Lina Fuentes y Manuel Raña, y a tres de sus cuatro hermanos (Natalia, Antón y Lorena), la incógnita queda completamente despejada. «O meu pai é o deportista, pero ela é a que ten a vontade», afirma Lorena, la más joven de los cinco y también la que, según su padre, tiene la genética privilegiada para correr y correr, algo que a la guepardo de la familia le gusta tanto como para dedicarse a competir. «Eu prefiro saír ao monte», explica bajo la mirada cómplice de su madre, que comparte esta misma afición, hasta el punto de que en alguna ocasión, añade la peque de la familia, «foi abrindo unha senda no bosque como nas películas, porque ten unha axilidade que é incríble».

Que Lina es todo voluntad y espíritu competitivo queda claro cuando reconoce que, cuando participa en una carrera, «se poidera adiantaba ás motos que van ao principio» y que le gustaría disfrutar de la sensación de «chegar a primeira». Y eso que su vena ganadora le llegó tras casarse con Manuel, deportista desde siempre. El padre señala que ya corría cuando era muy joven, «e daquela mirábanme coma se fose un bicho raro, case como se estivese escapando de algo».

Sus cinco hijos llegaron muy seguidos, ya que Manuel, el mayor, tiene 41 años, y Lorena, 35. Por eso, los Raña Fuentes podrían crear un club de baloncesto. Pero su idea de trabajar en equipo era otra. Y así, rememora Lina, «cando eran moi pequenos, inundaron a casa porque quixeron facer unha piscina e nadar». «Pero despois estabamos limpando», añade Lorena. Y no solo eso, también recuerdan los hermanos de Iván Raña cómo, a veces, hasta salían por el tejado de la casa y solían subir hasta el techo escalando por el pasillo. «E ataban unha corda ao radiador e facían que escalaban», añade Lina.

Al padre le viene a la mente cuando, siendo sus hijos muy pequeños, caminaban cada domingo «de Ordes a Cerceda, que son uns dez quilómetros». «E Manuel, que era o máis tremendo de todos, un día que saían en bici, porque daquela podían estar na calle en pandilla como en Verano Azul, caeu por un terraplén enorme e tiveron que sacalo facendo unha cadena», apostilla Lina

En la foto superior que ilustra esta historia faltan los hermanos Iván y Manuel, además de la tercera generación de los Raña, otro Manuel que practica fútbol como si no hubiese un mañana y no se pierde un entrenamiento. La imagen está tomada en las instalaciones deportivas de Ordes que, precisamente, tienen el nombre de Iván Raña. Al recinto se llega por el paseo bautizado como de Iván Raña y en la piscina cubierta trabaja Natalia, la segunda de la saga por cuya sangre también corre el vicio y el oficio del deporte, ya que es monitora de natación y socorrista.

Natalia recuerda cuando en verano iba con el campeón de la familia a la piscina descubierta e Iván consiguió su primera victoria como nadador. Por ella obtuvo un trofeo que su madre guarda como oro en paño y que a él le supo a gloria. «Era unha pulga e cando saltou á piscina e gañou a todos», narra Natalia mientras a Lina le viene a la mente el recuerdo de cuando Iván y Manuel salieron a entrenar por el monte en Ordes y se perdieron por la noche. Y no ganaron de milagro. Cosas de ser un Raña.

Familia. Lina Fuentes y Manuel Raña son los padres del triatleta Iván Raña, aunque sus cuatro hermanos (Manuel, Natalia, Iván, Antón y Lorena) también destacan por su potencial deportivo.

Actividad. Manuel y Lina participan en carreras para adultos, como la CorreSan celebrada ayer.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Os rapaces inundaron a casa porque quixeron facer unha piscina e nadar»