Los bares de Ordes reparten unos 3.500 kilos de champiñones

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

ORDES

XOAN A. SOLER

La edición número 28 de la Festa do Champiñón estuvo marcada por la lluvia, que no arredró a los asistentes

01 may 2017 . Actualizado a las 14:50 h.

Llovía, sí, pero había que cumplir con la tradición. Así que de buena mañana, los bares y restaurantes se pusieron manos a la obra. Había que limpiar, preparar, repartir y sobre todo degustar 3.500 kilos de champiñones, la gran fiesta gastronómica que celebra el concello ordense desde hace 28 años y que sirve para poner punto y final a uno de los acontecimientos de la temporada en la comarca: la feria ExpoOrdes, que este año contó con un total de 150 marcas comerciales, que mostraron sus últimas novedades en un espacio que superaba los 13.000 metros cuadrados.

Había recetas de todo tipo. Más tradicionales, como los champiñones con jamón o con nata, y más innovadoras, como la empanada de champiñones o los que se prepararon macerados en vino. Los participantes dieron buena cuenta del pequeño festín que acompañaba cada consumición en los establecimientos hosteleros mientras la jornada era amenizada por la banda de música de Ordes, la charanga Ruada y el grupo de gaitas Sementes.

Se puso punto y final así a tres intensos días de feria multisectorial en la que se dan cita profesionales de alimentación, automoción, construcción, náutica, muebles, medio ambiente, deportes, mecánica, textil y agrícola, entre otros, y que este año contó con dos novedades: una amplia muestra de motos antiguas que se celebró gracias a la colaboración del Club Clásicos Ordes y el Salón de Moda y Eventos que sirvió de escaparate a distintos profesionales, ya que la feria ordense genera miles de visitas cada año. Se trata de una cita que sirve de soplo de aire fresco para el mundo rural.