Santiago y su área recaudan un 30 % más en tributos directos con la crisis

Compostela ingresa un 20 % más que en el 2008, y el resto de concellos hasta un 38 %


santiago / la voz

Las arcas municipales no han sucumbido a la crisis, al menos en lo que al balance de ingresos tributarios se refiere. Es cierto que el estallido de la burbuja inmobiliaria ha liquidado el resorte que los concellos tenían en impuestos como el que grava construcciones y obras (Icio), pero la nueva coyuntura, condicionada por una notable caída de las transferencias, ha derivado en una mayor disciplina recaudatoria. Este factor unido a la escalada del IBI urbano, como consecuencia de la actualización en la valoración de los inmuebles, explica el fuerte incremento de los ingresos que los concellos del área de Santiago vienen obteniendo desde el 2008 a través de los impuestos directos de su competencia.

Compostela recaudó el año pasado 40,37 millones por los tributos de esa cesta, que además del IBI incluye los que gravan las actividades económicas y los vehículos de tracción mecánica. Es un 20,8 % más de lo que el Concello ingresaba al inicio de la crisis. El resto de municipios de la comarca prevén ingresar este año hasta un 38 % más por esos impuestos de lo que habían recaudado durante el ejercicio 2008.

Seis ayuntamientos sin datos

En el caso de Santiago, el dato más reciente corresponde al 2015, ya que es uno de los seis ayuntamientos de esta zona (con Negreira, A Baña, Boimorto, Val do Dubra y Trazo) que todavía no han remitido sus cuentas del 2016 al Ministerio de Hacienda. Ese 20,8 % de incremento en la recaudación por impuestos directos supone para las arcas de Raxoi 7 millones más al año, que compensan la caída en la recaudación por los tributos indirectos (entre los que el Icio es el principal). En el 2008, esos impuestos aportaron 6,86 millones a las cuentas municipales. El año pasado, poco más de la mitad: 3,95 millones. Y lo mismo sucede con las tasas. Santiago es la única ciudad entre las siete principales gallegas que no ha alcanzado el nivel de ingresos por tasas anterior a la crisis: 30,87 millones en el 2015 frente a 32,18 en el 2008. Estos recortes dejan en menos de 3 millones la diferencia en la recaudación global por impuestos y tasas en Santiago respecto al inicio de la crisis económica.

El resto de municipios del área de Compostela, descontando los cinco que como Santiago no han enviado sus datos a Hacienda, estiman para este ejercicio una recaudación por impuestos directos de 31 millones, casi 8 más de sus ingresos en el 2008. Los que más recaudan son Ames (6,9 millones en el 2016), Teo (3,33), Ordes (2,89), Santa Comba (2,65) y Melide (2,24). Ames estima que ingresará este año 1,75 millones más por esos tributos que al inicio de la crisis. En el caso de Ordes, ese incremento será de un millón. Las cuentas de Padrón contemplan la entrada este año de 1,95 millones por impuestos directos. Le siguen Oroso (1,7 millones), Brión (1,68), Arzúa (1,61), O Pino (1,61) y Vedra (1,27). En el polo opuesto, Toques prevé recaudar 196.500 euros, 96.500 más que en el 2008.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Santiago y su área recaudan un 30 % más en tributos directos con la crisis