Investigan por homicidio por imprudencia al conductor implicado en el accidente de O Pino

El joven dio positivo en la prueba de alcoholemia tras el siniestro en el que murió su amiga Belén Pensado

Los tres jóvenes amigos viajaban en este coche
Los tres jóvenes amigos viajaban en este coche

Santiago

Adrián C., de 23 años, vecino de la parroquia arzuana de Santa Leocadia, ha sido investigado por la Guardia Civil como presunto autor de un delito de homicidio por imprudencia en relación con el accidente de tráfico que en la madrugada del pasado domingo le costó la vida a su amiga Belén Pensado Quintás, de 20 años, vecina de Turces (Touro).

El siniestro tuvo lugar en la carretera DP-6602 en O Pino, a pocos metros del límite municipal de Touro, al salirse de la calzada por la izquierda y volcar el Volkswagen Golf que conducía el joven, quien dio positivo en la prueba de alcoholemia que le practicó la Guardia Civil de Tráfico.

Los dos delitos que se le imputan al conductor son conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, ya que la alcoholemia arrojó 0,50 y 0,54, y homicidio por imprudencia. Instruye las diligencias de este caso el juzgado de Arzúa.

Belén Pensado viajaba en el asiento trasero del coche cuando se produjo el accidente, y llevaba puesto el cinturón de seguridad, según fuentes de la investigación. La joven, cuyo cuerpo tuvo que ser excarcelado por los Bomberos de Arzúa, falleció en el acto. En el mismo siniestro, que se produjo a las 3.30 de la madrugada muy cerca de Fonte Díaz (Touro), resultó herida leve otra joven que ocupaba el asiento del copiloto, Cristina C., de 22 años. El conductor salió ileso. 

Un tercio de los causantes de muertes de tráfico en Galicia bebieron más de lo permitido

jose manuel pan
Un bombero examina el coche en el que murió la joven de 20 años en O Pino
Un bombero examina el coche en el que murió la joven de 20 años en O Pino

Una joven de 20 años murió la madrugada del domingo en un accidente en O Pino. El conductor del coche dio positivo en alcohol

El conductor del coche en el que murió una joven de 20 años la pasada madrugada dio positivo en alcohol en las pruebas que le hizo la Guardia Civil de Tráfico tras el siniestro, ocurrido en una carretera secundaria en O Pino, cerca de Santiago. El turismo, un Volkswagen Golf, se salió de la carretera por el margen izquierdo y quedó volcado entre unos árboles. La joven que murió viajaba en el asiento trasero y quedó atrapada tras el vuelco, tal y como informó el 112 tras recibir una llamada de alerta. Otra pasajera, sentada el asiento delantero derecho, resultó herida. El conductor, de 27 años, salió ileso y dio un positivo de 0,54 miligramos de alcohol en el test de aire, con lo que duplicó la tasa máxima permitida, fijada en 0,25 para los conductores en general (0,15 para noveles y profesionales). Es una tasa cercana a la del delito, establecida en 0,60.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Investigan por homicidio por imprudencia al conductor implicado en el accidente de O Pino