El área de Compostela perdió 896 electores durante este mandato

El registro de residentes ausentes pasó de 38.960 a 41.118 personas desde el 2015


santiago / la voz

En plena cuenta atrás para las elecciones generales del día 28 y cuando apenas falta un mes para los comicios municipales y europeos, la demografía ha vuelto a ofrecer una radiografía preocupante en el área metropolitana de Santiago, integrada por los municipios de Ames, Arzúa, A Baña, Boimorto, Boqueixón, Brión, Dodro, Negreira, Ordes, Oroso, Padrón, O Pino, Rois, Santa Comba, Santiago, Santiso, Teo, Toques, Tordoia, Touro, Trazo, Val do Dubra y Vedra.

El cómputo de electores residentes en estos concellos para las próximas elecciones constata un descenso de 896 personas respecto al año 2015, que coincide con el fin del mandato de las corporaciones municipales.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) referidos a esos 25 concellos confirman un incremento de los daos del Censo de Residentes Ausentes (CERA). Al comparar los datos de marzo del 2015 con los computados en marzo de este mismo año, hay hoy 2.168 electores ausentes más.

El comportamiento del registro de votantes es prácticamente idéntico al que se produce con el censo general de población, ya que los municipios con tirón demográfico son los mismos que frenan la caída de electores, pero también contribuyen a engordar el cómputo de residentes ausentes con derecho a voto.

En Ames, por ejemplo, el censo electoral con fecha del 1 de marzo de este año es de 23.964 personas. En el mismo mes del 2015 eran 22.784. Y el cómputo de potenciales votantes en el extranjero también es positivo, al pasar de 2.211 a 2.290.

Un incremento menor de potenciales votantes, pero también significativo, se da en Santiago, que tiene en estos momentos un censo electoral de 78.607 personas, frente a las 78.210 de hace tan solo cuatro años. Y en cuanto al registro censal en el exterior, la subida es muy significativa, ya que en marzo del 2015 estaban registradas 10.208 personas con derecho a voto y ahora ya son 11.143 electores.

Además de Santiago y Ames, los ayuntamientos con balance positivo son Brión (pasó de 6.135 personas a 6.274), Oroso (su censo de residentes incorporó a 77 personas más) y Teo, cuyo censo electoral es de 15.340 personas frente a las 15.161 de hace cuatro años.

Ordes pierde 222 electores

La sangría se deja sentir especialmente en la zona de Ordes, ya que el municipio cabecera tiene en estos momentos un registro de 10.227 electores, mientras que hace cuatro años eran de 10.449. E decir, ha perdido más de 200 votantes.

Eso sí, el censo de residentes ausentes también aumenta ya que en el 2015 contabilizaba a 2.183 potenciales electores fuera del municipio y las cifras oficiales del pasado mes de marzo se han incrementado hasta llegar a 2.264 potenciales votantes.

Santa Comba ya tiene tantos votantes ausentes como el censo real de 11 municipios

La sangría demográfica no provocará ningún cambio en el número de concejales electos del próximo mandato, una posibilidad que desde hace años se cierne sobre el municipio de Vedra, que solo perdió cinco electores residentes en los últimos cuatro años. Eso sí, deja en números rojos a otros municipios, como e O Pino y Rois, cuyos censos electorales han caído por debajo de los cuatro mil electores (O Pino pasó de 4.053 a 3.998 electores y Rois de 4.089 a 3.908).

Después de Ordes, el concello cabecera de comarca que sale peor parado es el de Santa Comba, con 193 votantes menos. Eso sí, tiene un CERA de 4.015 personas, más electores que residentes que A Baña (3.186), Boimorto (1.819), Boqueixón (3.603), Dodro (2.428), O Pino (3.998), Rois (3.908), Toques (1.033), Tordoia (3.050), Touro (2.761), Trazo (2.761) y Val do Dubra (3.399).

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El área de Compostela perdió 896 electores durante este mandato