La cultura celta se instala en O Pino

La feria de Pedrouzo será ampliada hoy con la exaltación del Galo Piñeiro

.
i. c.
santiago / la voz

La Feira Celta de O Pino se celebró ayer en Pedrouzo y atrajo a todo tipo de visitantes, desde los más pequeños hasta a turistas.

Uno de los principales espectáculos fue el vuelo de aves rapaces, entre las que había águilas y buitres. Los más atrevidos echaron mano al guante de cuero para que las aves volases hasta ellos. Otros que retornaron a la feria fueron los paseos de las ocas, de los dromedarios y de los burros. También había dos serpientes que no fueron del agrado de todo el mundo.

El trabajo de los artesanos fue otro de los protagonistas de la jornada. El herrero generó mucha expectación cuando acuñó monedas medievales y trabajó el hierro incandescente en directo a pesar del calor que estuvo presente todo el día. Las tejedoras de lana, los carpinteros y los escultores de cuernos también llamaron la atención de los visitantes. Los peregrinos se interesaron por los instrumentos celtas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cultura celta se instala en O Pino