Dale a la pandereta, Victorina, que «solo» son 105 años

La Voz

NEGREIRA

Emilio Forján

Una centenaria de Negreira asombra por su destreza al tocar el instrumento y cantar en la celebración de su aniversario

09 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Galicia no es ajena a la tendencia del aumento de la esperanza de vida, y el oeste de la comunidad es uno de los territorios con más alta longevidad. Pero cuesta encontrar a mujeres como Victorina Forján Mayo, una vecina de Negreira que esta semana alcanzó los 105 años con una vitalidad y habilidades admirables que para sí quisieran muchas personas de menor edad. Ella dice que no hay secretos y que su ilusión por seguir cumpliendo años la mantiene con una vitalidad digna de elogio. Victorina, como tantas otras mujeres rurales, no tuvo una vida fácil. Trabajó en el campo y en la casa para sacar adelante a sus hijos, aunque ya no vive en su Landeira natal. Su hija Carmen es quien se encarga de su cuidado junto a una trabajadora del servicio de ayuda en el hogar. Viven en un piso del centro urbano de Negreira y confiesa que no hay pandemia que le arrebate sus ganas de vivir, aun cuando la irrupción del covid frenó sus habituales salidas a la calle: «Acórdanme todos, e eu ata última hora sempre intentei manterme en contacto coa xente pola rúa», dice la persona más longeva de Negreira, que cuando cumplió el siglo de vida no dudó en «botarlle unha baila» en el baile de los mayores ante la mirada atónita de quienes allí se hallaban aplaudiéndole.

Su destreza en las manos al tocar la pandereta causa asombro a quien la contempla, como al alcalde nicrariense, Manuel Ángel Leis, y la concejala de Servizos Sociais, María del Mar García Vidal, quienes la agasajaron con una figura de porcelana y un ramo de flores en la visita para felicitarla por su 105 cumpleaños. Sus manos hicieron sonar ante ellos la pandereta al tiempo que entonaba una cantiga de antaño. Fue su forma de agradecer la visita y de dejar constancia de que da igual la edad para expresarse como más a una le gusta. Por cierto, la longevidad no es patrimonio exclusivo de Victorina en su familia. Su hermano Jesús falleció este año a los 102. En el municipio hay cinco personas que han superado el siglo de vida, de las cuales únicamente uno es varón. Las tres restantes, aparte de Victorina, son mujeres y dos han entrado en el selecto club de las personas centenarias este mismo año, en el que otras tres fallecieron. Entre estas, quien era hasta agosto la persona de más edad de Negreira, Áurea Barca Esparís, que a finales de este mes cumpliría 106 años. Y en el vecino municipio de Santa Comba reside una mujer de 107 años. Se llama María Josefa Espasandín Caamaño, conocida como Maripepa do Rieiro, informa Emilio Forján.

 

«Food truck» en Melide

Melide fue parada ayer, y volverá a ser hoy, de la «Food truck» Cata a lata, de la compañía de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski, con la que promociona las conservas gallegas como alimento saludable y versátil a nivel culinario, en colaboración con Anfaco-Cecopesca y la Consellería do Mar. El vehículo gastronómico ofrece degustaciones a base de atún claro, bonito, zamburiñas, calamares, sardinillas, mejillones y ventresca a quienes compren conservas de las nueve marcas participantes en esta campaña. Además, un «showcooking» organizado con la Asociación de Mulleres Rurais Alecrín profundizó en las bondades de las conservas gallegas ante casi medio centenar de asociadas a este colectivo.