Negreira recupera la normalidad tras las inundaciones que afectaron a calles y garajes


negreira / la voz

La fuerte tromba de agua caída a primera hora de la tarde del jueves dejó una larga lista de incidencias en Negreira, la mayoría por garajes inundados de los que antes de las cuatro de la tarde fue necesario retirar los coches estacionados, aunque a algunos propietarios no les dio tiempo y sus vehículos resultaron afectados. Parecía el diluvio universal, con calles convertidas en ríos de agua y registros de alcantarillado que desbordaban por fuera ante tan elevado caudal de agua. Según los registros de MeteoGalicia, en la zona cayeron 98 litros por metro cuadrado en muy pocas horas, aunque por fortuna, a las cinco de la tarde paró de llover.

Efectivos del Grupo de Emerxencias Supramunicipal de Brión y un único bombero de Santa Comba, con la ayuda de Protección Civil de Negreira, no dieron abasto a achicar agua en garajes de As Brañas y Teresa Fabeiro, las calles más afectadas junto con la parte baja de la avenida de Santiago, donde se desbordó el regato de Duomes, y donde debido a la falta de salida del agua sobre el puente, se creó una gran bolsa, al igual que en la rúa de Castelao.

La Policía Local hubo de auxiliar a un anciano que quedó atrapado con su coche en el puente de Cobas, debido a la crecida del Albariña, que se desbordó por las fincas, lo mismo que el Barcala, que anegó el área recreativa y superó el puente de Os Castros, obligando a cortar el paso.

Por otra parte, el paseo fluvial de Bertamiráns, inundado el jueves por el desbordamiento del Sar, volvió a ser transitable ayer tras el descenso del nivel del agua del río.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Negreira recupera la normalidad tras las inundaciones que afectaron a calles y garajes