Abaten ocho jabalíes en Negreira, donde los daños se multiplican

emilio forján NEGREIRA / LA VOZ

NEGREIRA

Las fincas de Corzán y Xallas, las más castigadas

29 oct 2019 . Actualizado a las 05:05 h.

El pasado sábado fue la jornada más fructífera de ejemplares de jabalí abatidos en los terrenos cinegéticos que gestiona la sociedad de caza Corzán, que comprende la totalidad del municipio de Negreira y una pequeña parte del vecino de A Baña. Ocho en total, todos abatidos por la cuadrilla Jabalineros do Corzán, una de las dos que desde el pasado mes de agosto se alternan cada sábado -excepto festivos- en la caza de los «porcos bravos».

Cinco de los ejemplares resultaron abatidos en los montes de la parroquia de Xallas, que es la zona más castigada del municipio de Negreira por los ataques del jabalí a las plantaciones de maíz y las fincas de hierba y pastoreo. Un ejemplar fue capturado en la aldea de Tuñas, en la planicie del monte Corzán y, los dos últimos, en los montes de la parroquia de Portor, ya en el límite con la bañesa de Fiopáns.

La comarca de Barcala no está incluida entre las zonas de Galicia conocidas como de «barra libre» para la caza del jabalí, una medida inédita en nuestra comunidad que afecta a 33 concellos donde se permite cazar todos los días de la semana que no sean festivos e incluso establecer esperas nocturnas en zonas atacadas por el jabalí. Esta temporada en Negreira están autorizadas las batidas hasta un máximo de cuarenta ejemplares, una cifra cuya mitad ya han rebasado.