«Los productos gallegos son imbatibles, una marca de un territorio espectacular»

.

negreira / la voz

Eneko Atxa, el chef vasco que consiguió 3 estrellas Michelín en un lustro con su restaurante Azurmendi (Larrabetzu, Vizcaya), se pasó estos días por Santiago y Negreira para ver a sus amigos de Casa Barqueiro y O Retiro da Costiña. Le han cuidado bien: «Estoy mejor que en casa».

-¿Se siente un gallego más?

-La verdad es que sí. He estado en Santiago viendo a amigos como Marcelo Tejedor, visitando la Catedral, el casco viejo. Tenéis un territorio espectacular.

-¿Cómo es su restaurante?

-Entiendo el restaurante como una casa donde soy el anfitrión y donde con la comida tengo que hacer felices a los demás, cuidándolos, y eso al final es hacer marca de país. Y mis amigos gallegos están haciendo eso también. Y de forma natural, porque se les nota que es algo que tienen ellos dentro, pero sin embargo, no sé si son conscientes de lo bien que venden su territorio.

-¿Qué lugares le han calado?

-Pues todos. Hemos estado en Pontemaceira, viendo la maravilla que es este paraje natural por donde atraviesa el Camino de Fisterra. Hemos caminado por el paseo del Barcala con un aperitivo final, porque he comido una tortilla increíble, o la empanada.

-¿Y la gastronomía?

-Sois imbatibles. He comido unos berberechos que estaban de levantar la boina, las almejas, con los aliños que tenéis, y la lamprea, espectacular. Y luego la carne, que fue como comer mantequilla pura. Tenemos un proyecto en Japón y he estado en Kobe, donde la carne nos gana en textura y sabor. Pues la de aquí le gana. Y una tarta de queso con cinco texturas distintas que puede ser el postre más vanguardista del mundo.

Eneko Atxa ha visitado estos días Santiago, Negreira y Santa Comba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Los productos gallegos son imbatibles, una marca de un territorio espectacular»