La nueva depuradora de la comarca genera malos olores en los núcleos más cercanos

Los vecinos de Negreiroa no pueden conectarse a la red de saneamiento, aun siendo los principales damnificados


Negreira / la voz

Con más de medio año de retraso sobre los plazos anunciados por la conselleira de Medio Ambiente, Ethel Vázquez, en la visita que efectuó a las obras en marzo de 2015, la nueva depuradora de aguas residuales (EDAR) de la comarca de Barcala, ubicada en Negreira, es ya una realidad con su puesta en funcionamiento. No obstante, está pendiente la recepción de las instalaciones y su inauguración, que deberá esperar hasta después de la jornada electoral del 25 de septiembre.

Se trata del proyecto de mayor envergadura ejecutado en la comarca, con una inversión de 6,6 millones, al que seguirá una segunda fase para extender la red de saneamiento a las parroquias de Barcala y San Cibrán (A Baña), junto a las de Broño, Zas y Cobas, en el municipio de Negreira, además de la conexión del área bañesa de San Mamede y Ceilán, que ya cuentan con una red de saneamiento propia.

Esta infraestructura era muy necesaria en un área plagada de cursos fluviales, máxime tras la sentencia judicial que afectaba a la antigua EDAR de Negreira. El caudal máximo de tratamiento es de 411 metros cúbicos por hora en todos los procesos y, el punto de vertido es el río Tambre.

Sin embargo, el emplazamiento genera nuevamente molestias por malos olores a los inquilinos de las viviendas más cercanas, que están a menos de 200 metros de la planta y que pertenecen a los núcleos de Patrocinio y Negreiroa. En Patrocinio sí poseen conexión a la red, todo lo contrario de lo que sucede con los residentes de Negreiroa, que tienen la posibilidad de conectarse a la traída municipal de agua potable pero no a la de saneamiento, aun siendo los principales damnificados por el emplazamiento de la nueva depuradora.

La planta está en pruebas

Estos afectados reclaman que las aguas residuales que generan también puedan tratarse en la infraestructura que les han levantado al lado de sus casas, algo de lo que ha tomado nota el Concello de Negreira, que admite «os cheiros» por estar aún la planta en período de pruebas.

El Ayuntamiento añade que los técnicos les han asegurado que ni en los peores momentos la contaminación por malos olores de la nueva depuradora alcanzará la mitad de los valores que la vieja del Campo da Feira, gracias a los avances tecnológicos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La nueva depuradora de la comarca genera malos olores en los núcleos más cercanos