Adiante Melide presenta un gobierno en solitario sin tener garantizado el apoyo del BNG

Natalia Rodríguez Noguerol
n. noguerol MELIDE / LA VOZ

MELIDE

Sandra Alonso

No prosperaron las negociaciones entre independientes y el Bloque, abierto a acuerdos consensuados «en tempo e forma»

18 jul 2023 . Actualizado a las 05:05 h.

Cinco áreas de gestión: una por cada edil electo de Adiante Melide. Es la propuesta de gobierno que el alcalde José Manuel Pérez pondrá este martes encima de la mesa del pleno municipal, sin tener garantizado que prospere. El BNG —la fuerza con la que los independientes se reunieron para pactar un gobierno de coalición— no garantiza su apoyo, al dar por «rotas» las negociaciones, después de que Adiante Melide les ofreciese una «media dedicación exclusiva» —como así llamaron a la dedicación parcial—, que, aseguran los nacionalistas, no es lo que le habían propuesto en las reuniones.

Desde el Bloque reiteraron su disposición «a apoiar accións encamiñadas ao benestar da veciñanza», pero, matizan, «sempre e cando se acorden previamente en tempo e forma». No es el caso de la estructura de gobierno, de la que el único edil del BNG, Xesús Pereira, no forma parte. Tampoco la representante del PSdeG, Mónica Barral, aunque esta siempre mantuvo que no entraría en el ejecutivo local. Melide tendrá así un gobierno en minoría de cinco concejales, frente a ocho en la oposición municipal, en la que el PP suma seis ediles. En el equipo de José Manuel Pérez —que asume sin salario Urbanismo, Obras y Servicios—, mantienen las dedicaciones exclusivas Xosé Igrexas y Carmen Liñeira.

La que fue edila de Política Social mantiene las competencias en la materia y asume, a mayores, Deportes, Personal y Seguridad Ciudadana. Su retribución anual, que fue de 30.000 euros brutos el pasado mandato, se eleva a 35.000 euros. Se equipara, así, con la de su compañero en el gobierno local Xosé Igrexas, que seguirá ejerciendo como edil de Economía, Hacienda, Medio Ambiente, y Comercio, e incorpora las áreas de Cultura y Turismo. Son la dos concejalías que, el pasado mandato, asumió, sin salario, Mayka Basalo, para la que se propone, ahora, una dedicación parcial de 17.500 euros brutos al año por responsabilizarse de Educación, Empleo y Juventud. El alcalde plantea mantener el personal de confianza, en calidad de jefe de gabinete, con una retribución anual de 28.090 euros brutos. Las retribuciones se incrementan en 1.000 euros al año, respecto a las aprobadas hace cuatro años.