Esperan retomar «rápido» las obras en el puente medieval de Furelos, en Melide

Natalia Rodríguez Noguerol
n. noguerol MELIDE / LA VOZ

MELIDE

NOGUEROL

Transportes paró la rehabilitación hace tres meses por permisos pendientes

08 may 2021 . Actualizado a las 23:28 h.

Los operarios de la empresa Extraco S.A. no tardarán en volver a Furelos para retomar la ejecución del proyecto de rehabilitación del puente medieval que salva el río homónimo de ese núcleo de Melide por el que discurre el Camino Francés antes de adentrarse en el casco urbano. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que promueve la intervención en esa estructura que es referente de la arquitectura civil de la ruta jacobea, no pone fecha a la reanudación de los trabajos, pero sendos permisos pendientes para poder continuar con la actuación se esperan recibir «de manera rápida».

Lo confirman en la Subdelegación del Gobierno en A Coruña, desde la que explican que las autorizaciones pendientes son una de Augas de Galicia que venció, y una segunda de Patrimonio, relativa a la plataforma que se construirá como una extensión del Camino, con la doble funcionalidad de mirador y de lugar de descanso. La paralización de los trabajos, que se iniciaron a principios de diciembre del año pasado, se produjo hacia finales de enero, por lo que acumulan un retraso de tres meses. En el departamento ministerial confían en que esa dilación no repercuta sobremanera en el remate de la intervención, con un plazo de ejecución de 6 meses, de acuerdo con el anuncio de adjudicación, publicado a principios de noviembre.

Desde la Subdelegación del Gobierno en A Coruña apuntan, al respecto, que tras el paro temporal de las obras «lo lógico es que haya una demora, aunque sea pequeña». Explican, al hilo, que las previsiones de la empresa adjudicataria acerca de la finalización «son buenas», toda vez que durante el tiempo en el que se mantuvo la actividad «los trabajos se desarrollaron mejor de lo previsto», por lo que «esperan compensar» ese avance con el retraso de los últimos meses. A tenor de lo que se observa a simple vista, se avanzó en la limpieza de la estructura, que es una de las intervenciones que figuran en el proyecto de rehabilitación. La propuesta, que firma el estudio AGi Architects tras ganar un concurso de ideas convocado hace un lustro, plantea recuperar la morfología original de la vía medieval, por lo que se intervendrá en el firme y en la albardilla. La inversión es de 213.687 euros.