Una obra menor de la A-54 beneficia al polígono de A Madanela y a Melide

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

MELIDE

SUSO VARELA

El enlace de Remonde, una carretera nueva que hará el Ministerio de Transportes, evitará el paso del tráfico pesado del parque industrial a través del centro urbano

24 abr 2021 . Actualizado a las 05:05 h.

En la ejecución de las obras del tramo de la A-54 entre Palas de Rei y Melide cuando se habla de cifras superiores a los 70 millones de euros y de viaductos de un kilómetro y con un coste cercano a los 30 millones, parece insignificante la construcción de una carretera bidireccional de 1,4 kilómetros. Pero este vial tendrá su importancia cuando esté terminada la autovía.

Se trata del denominado enlace de Remonde, una carretera nueva que hará el Ministerio de Transportes con el objetivo de evitar el paso del tráfico pesado del polígono industrial melidense de A Madalena a través del centro de Melide, garantizando la circulación del tránsito de camiones con las necesarias condiciones de seguridad vial. «La ejecución de la infraestructura proyectada permitirá la reducción de la circulación de vehículos por el núcleo urbano Melide, reduciendo los niveles sonoros actuales que presenta dicha población y las molestias ocasionadas por vehículos pesados», expone la declaración de impacto ambiental.

Este vial de 1.485 metros unirá la A-54, en Remonde (Palas de Rei), con la N-547, a la altura del kilómetro 42, en el municipio palense, a escasos 500 metros de O Coto, donde está el límite con la provincia de A Coruña. Desde aquí y hasta el citado polígono industrial hay algo más de dos kilómetros de distancia.

Pero existe otro beneficio indirecto. Que se haga una salida de la autovía en Remonde permitirá un acceso más cómodo y cercano a los dos principales atractivos turísticos de Palas de Rei: el castillo de Pambre y las torrentes do Mácara. De esta forma, ambos patrimonios quedarán más cerca de los conductores ya que en la actualidad están alejados de la N-547 y obliga a los turistas a tener que utilizar varias vías locales y provinciales para acceder tanto a la fortaleza medieval como a la senda del río Ulla.

En Remonde se construirá un enlace con la A-54 de tipología de diamante con pesas (dos glorietas unidas por vial) de 50 metros de diámetro interior y un ramal de 109 meros de longitud que conecta ambas rotondas. Esta estructura será un paso superior sobre el tronco de la autovía. Con este procedimiento de doble glorieta se consigue un menor movimientos de tierras, y por lo tanto menos coste y menor impacto ambiental. En la actualidad, las obras en esta zona no están muy avanzadas, especialmente en sentido Melide.