Melide se activa con la oferta de ocio de sus asociaciones

Alecrín y Herba Grileira movilizan a unas 500 personas con sus actividades


Melide / la voz

Con generosas dosis de voluntad, trabajo e ilusión. Así lograron sacar adelante el inicio de curso dos entidades que dinamizan las vida social, cultural y deportiva en Melide: la Asociación de Mulleres rurais Alecrín, y la Escola de Baile e Música Tradicionais Herba Grileira movilizan con sus actividades, de naturaleza totalmente diferente, a cerca de quinientas personas. Y tienen disciplinas con lista de espera.

«O máis dificultoso foi organizar os horarios, para o que fixemos horas e horas en setembro porque agardamos a que a situación da pandemia fose favorable, e atopar locais», cuenta Aurora Varela, presidenta de Alecrín. El colectivo suma 340 personas inscritas en un programa para escolares y adultos con hasta veinticinco disciplinas: pilates, yoga, cestería, cocina, corte y confección, ilustración, danza contemporánea, e inglés son solo algunas. Las aulas de la cooperativa Clun y un bajo alquilado por la empresa de ocio y animación Xanela son los espacios en los que los que se imparten las actividades de Alecrín. El colectivo, al igual que Herba Grileira, implementó un protocolo con las consabidas medidas de higiene, limpieza, distancia social, uso de mascarilla y toma de temperatura.

«Pensamos que non ían renovar coma socios pola situación, pero, incluso, se están facendo máis»

Además, en el caso de la asociación de mujeres, hubo que reducir considerablemente los grupos, de manera que «cando antes eran vinte e dous alumnos ou así, agora son dez, como moito», apunta Aurora Varela, sorprendida y agradecida por la respuesta de la gente: «Pensamos que non ían renovar coma socios pola situación, pero, incluso, se están facendo máis», cuenta. Son casi quinientos.

La situación sanitaria tampoco impidió una buena acogida de la escuela de baile y música tradicional, y, al igual que el curso pasado, son unos 150 alumnos, distribuidos en las disciplinas de acordeón, canto y pandereta, gaita, baile tradicional y percusión. Miguel Varela, uno de los profesores de la escuela, también percibió ganas de empezar entre su alumnado: «Logo de case sete meses parados a xente ten moita necesidade de volver ás actividades, tanto nenos como adultos, polo que pensamos nun inicio de curso para que gocen e desconecten», comenta Varela, que también cuenta que, como siempre, se hicieron grupos por edades y niveles, aunque se redujo alumnado en disciplinas como gaita por la imposibilidad de usar mascarilla.

«No resto -explica- non foi preciso porque os espazos son grandes». Son las del Hotel Carlos’96 que puso a disposición de Herba Grileira unas instalaciones «o suficientemente amplas e ben preparadas», indica el presidente del colectivo, Antonio Mosquera, que, en nombre de la directiva, agradece el gesto: «Todo foron facilidades para nós», afirma.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Melide se activa con la oferta de ocio de sus asociaciones