La auditoría en la red de saneamiento del polígono de Melide empezará la próxima semana sobre el terreno

El Concello exigirá a las empresas que viertan al río residuos contaminantes sin depurar que adopten medidas preventivas


melide / la voz

La empresa contratada el pasado febrero por el Concello de Melide para radiografiar el estado de la red de saneamiento del polígono industrial de A Madanela y detectar el origen de las aguas residuales que desembocan en el río Furelos comenzará los trabajos in situ la próxima semana, y lo hará en las dos empresas en las que el Seprona localizó el foco de uno de los vertidos que, el pasado marzo, afectaron al cauce fluvial. Así trascendió del encuentro que mantuvieron ayer la alcaldesa Dalia García Couso (PP), técnicos de la firma que realizará la auditoría, y miembros de la Asociación de Troiteiros Río Furelos con su presidente Xavier Pazo al frente.

La reunión se celebró a instancia de la regidora melidense, que convocó a la directiva del colectivo comarcal de pescadores para trasladarles en primera persona las actuaciones que se impulsan desde la administración municipal en aras a subsanar la problemática de los vertidos industriales, sin solución desde hace años. Según informó Xavier Pazo al término del encuentro, desde el Concello melidense se les exigirá a las empresas que viertan al río residuos contaminantes sin depurar que adopten medidas preventivas hasta que no se ejecute la actuación por la que apostaron conjuntamente con la Xunta para dar respuesta al incompleto sistema de saneamiento del polígono de A Madanela. Según indicó la alcaldesa de Melide, está previsto que el mes próximo concluya la redacción del proyecto que contrató Augas de Galicia para planificar la canalización de las aguas industriales hasta la EDAR municipal, donde recibirán tratamiento de depuración como las residuales del casco urbano. Esta intervención, según los plazos que se abordaron en la reunión entre los pescadores y la primera edil, no concluirá hasta el año 2020. Eso en el mejor de los casos, ya que se trata de una intervención con complejidad burocrática añadida por preceptivos permisos sectoriales. Es una obra en espacio protegido -concretamente, en el LIC de O Careón- que, además, afecta a una carretera de titularidad estatal como es la N-547 Lugo-Santiago, y al propio Camino de Santiago.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

La auditoría en la red de saneamiento del polígono de Melide empezará la próxima semana sobre el terreno