La búsqueda del melidense Emilio Pintor con ayuda de voluntarios tampoco da resultado

La Voz MONFORTE, SANTIAGO / LA VOZ

MELIDE

ROI FERNÁNDEZ

Medio centenar de personas participaron ayer en el rastreo en las orillas del Miño tras el llamamiento realizado por la familia

03 mar 2019 . Actualizado a las 12:26 h.

Cerca de cincuenta personas participaron ayer en la búsqueda de Emilio Pintor Mella, el hombre natural de Melide y vecino de A Coruña que permanece en paradero desconocido desde el pasado día 21 y cuyo rastro se perdió en el entorno del embalse de Os Peares. La familia y las amistades del desaparecido hicieron un llamamiento para ayudar a las fuerzas de seguridad y pidieron a quienes quisiesen colaborar que se concentrasen a las diez y media de la mañana de ayer en la localidad de Belesar, en el municipio de O Saviñao.

En las tareas de búsqueda que se llevaron a cabo a lo largo de la mañana por las márgenes del Miño colaboraron numerosas personas, pero -al igual que sucedió los anteriores días- no se consiguió encontrar ningún indicio del desaparecido. Por la tarde, los voluntarios se dedicaron a pegar carteles con el retrato de Emilio Pintor por diversas localidades de la zona.

Las tareas de búsqueda llevadas a cabo desde el momento de la desaparición se han concentrado en un tramo de unos diez kilómetros de río situado entre la presa de Belesar y el meandro conocido como Cabo do Mundo, entre los términos municipales de Chantada y O Saviñao. En el operativo participan efectivos de la Guardia Civil destinados en ambos municipios, así como de la Policía Local chantadina, miembros de emergencias 112 y voluntarios de Protección Civil. Además, buceadores de los GEAS de la Guardia Civil buscaron en el río, y la Policía Nacional desde el aire con un helicóptero. Todo con el mismo resultado.

En el citado tramo es donde se localizó la señal de su teléfono móvil cuando Emilio Pintor hablaba con su familia y su rastro se perdió de forma repentina el 21 de febrero.

La comunidad educativa del colegio coruñés Ramón de la Sagra, donde estudian los hijos de Emilio Pintor, habían solicitado esta semana, mediante una concentración, que no se suspendiera la búsqueda. El llamamiento a voluntarios para el rastreo realizado durante la mañana de ayer, fue una forma de contribuir a la búsqueda por iniciativa de la familia y allegados del desaparecido, tanto desde A Coruña como desde Melide.

Emilio Pintor tiene 43 años de edad, mide 1,78 metros y tiene el pelo negro, con calvicie parcial, y usa gafas graduadas. Su mujer señaló que «todo apunta a que se pudo precipitar» con su coche, del que tampoco ha aparecido rastro alguno. El vehículo es un Citroën AX matrícula de Pontevedra, de color negro.