Melide crea un registro de casas en ruinas para impulsar la rehabilitación

El Concello tiene abiertos actualmente once expedientes por viviendas abandonadas


melide / la voz

Personal del Concello de Melide se puso manos a la obra en la elaboración de un inventario de viviendas abandonadas en el casco urbano que no solo será de utilidad para tener bajo control esos inmuebles que necesariamente hay que registrar por el peligro que su estado representa para la vía pública. Para muestra, los 11 expedientes que, en estos momentos, mantiene abiertos la administración municipal por construcciones en esa situación. En cualquier caso, el inventario en curso será la primera herramienta para lanzar un plan municipal con el que se perseguirá fomentar la rehabilitación.

En los próximos meses se presentarán los detalles y pormenores de ese programa, del que, de momento, únicamente trascendió que con él se tratará de acercar al ciudadano las ayudas autonómicas para la recuperación de viviendas tradicionales y, en particular, las emplazadas en el Camino de Santiago. «Será unha ferramenta de traballo fundamental, o primeiro banzo para engancharse ás axudas», dice la alcaldesa melidense, Dalia García Couso (PP), sobre ese inventario en proceso de elaboración que, además de contemplar las viviendas en estado ruinoso, incluirá los inmuebles susceptibles de mejoras y, por tanto, de recibir apoyo económico público.

¿Y cómo se facilitará a los vecinos el acceso a las ayudas autonómicas a la rehabilitación?. Afirma la regidora que ofreciendo información directa y de manera particular a los propietarios. Dalia García cuenta, al respecto, que la experiencia con las subvenciones de la Xunta para rehabilitar construcciones tradicionales en espacios protegidos como la Serra de O Careón, con afección en varias parroquias melidenses, le dice que esa es la fórmula. «Fixemos reunións veciñais e hoxe somos o municipio que máis axudas desas recibiu», comenta la alcaldesa de Melide, que está así convencida de que «as administracións temos que asumir ese esforzo porque doutro xeito vai ser difícil concluír casos de éxito». También confía en el efecto llamada: «no momento en que a xente empece a ver resultados, vai detrás», añade.

Dalia García admite que la tramitación de las ayudas autonómicas para la rehabilitación de inmuebles en la ruta jacobea «non é sinxela», pero entiende que esa complejidad burocrática se ve compensada por cuantías económicas «suculentas». Además, según indica, Patrimonio concede prioridad a los proyectos vinculados a esa línea de subvenciones al trabajar en «coordinación» con la Consellería de Vivenda, que es el departamento autonómico que las convoca. La regidora melidense también cree que la Lei de Rehabilitación en la que trabaja el gobierno gallego simplificará los trámites.

Cuatro de los inmuebles en avanzado estado de deterioro están en el Camino Francés

De los once expedientes que, en estos momentos, mantiene abiertos el Concello de Melide por viviendas en estado ruinoso, cuatro se corresponden con inmuebles ubicados en pleno Camino Francés. Concretamente en las rúas San Pedro y Principal, dos calles contiguas que configuran la ruta francesa a su paso por el casco viejo de la localidad melidense. Una de esas viviendas «é das que máis nos preocupan», afirma la alcaldesa melidense, Dalia García Couso (PP), quien explica, al respecto, que tras «unha labor grande de investigación, descoñecemos de quen é a propiedade polo que sen resolución xudicial non podemos entrar a apuntalar». Otra de las viviendas con expediente municipal se encuentra en el Camino Primitivo, que es la variante jacobea que en el casco urbano de Melide confluye con el Camino Francés.

La apertura de expedientes por inmuebles abandonados -todos ellos emplazados en la capital municipal- la motivaron desde, en unos casos, denuncias vecinales a, en otros, el interés de los propietarios por intervenir, a iniciativa propia, en los inmuebles. Así, los hay que están pendientes de recibir la declaración de ruina por parte de Patrimonio para poder intervenir. Y entre los titulares de viviendas a los que desde el Concello melidense se les requirió acometer medidas al suponer su estado un peligro para los viandantes, y también para los inmuebles vecinos, «hainos que se apresuran a tomalas» y, en otros casos, procede la Policía Local con un vallado de seguridad.

Entre el conjunto de expedientes también figuran casos en los que el requerimiento de la administración municipal se ciñó a solicitar a los propietarios acometer labores de ornato e higiene.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
3 votos
Comentarios

Melide crea un registro de casas en ruinas para impulsar la rehabilitación