La oferta de camas en Melide sube el 150 % por el tirón del Camino

Arzúa y O Pino crecen el 70 % en 5 años y superan las 1.200 plazas


melide / la voz

«Analizando o número de prazas absoluto, o Camiño Francés segue a ser o de maior crecemento, con 600 novas prazas en Arzúa, e 500 no Pino e Melide nestes últimos cinco anos, o que supón un crecemento na oferta maior que o da demanda, que se sitúa sobre o 50 por cento». Eso es lo que concluye un estudio del Grupo de Desenvolvemento Rural (GDR) Ulla-Tambre-Mandeo sobre la evolución en el último lustro del número de plazas de alojamiento. El trabajo se adentra en la realidad socioeconómica del ámbito territorial en el que actúa dicho grupo, lo que añade a los tres municipios ya citados los de Toques, Santiso, Boimorto, Touro, Sobrado dos Monxes y Vilasantar.

Las técnicas del GDR María Fernández Varela y María Mellid López firman una publicación con datos actualizados a septiembre de este año que en lo referente al sector turístico señala que el itinerario jacobeo es la principal fuente de turistas que visitan ese ámbito. Apunta igualmente que la creación de plazas para pernoctar está ligada al incremento de peregrinos, además de constatar que ese incremento es mayor en los municipios por los que discurre el itinerario más transitado -el francés-, que sigue siendo el que más crece.

Más en los finales de etapa

El estudio, en el que colaboró el profesor de la Universidade de Vigo Xavier Simón Fernández, recoge que, «polo lado da oferta, no Ulla-Tambre-Mandeo a pegada do Camiño Francés ten unha hexemonía esmagadora, cunha substancial diferenza entre os concellos polo que pasa e os que non. Incluso -añade- hai diferenza entre o que se considera final de etapa (Arzúa e O Pino) e a vila de Melide, tamén no Camiño Francés».

En efecto, el número de establecimientos para pernoctar es mayor en Arzúa y O Pino -79 y 69, respectivamente- que en Melide, que con treinta no llega ni a la mitad de aquellos. También las plazas de alojamiento son muy superiores en las localidades consideradas final de etapa: frente a las 1.486 y 1.239 registradas actualmente en Arzúa y O Pino, respectivamente, en Melide suman 847, si bien porcentualmente el incremento en los últimos cinco años ha sido mayor en este último municipio. De hecho, crecieron hasta un 148 %, ya que en 2013 las plazas eran 342. En Arzúa, esa progresión rozó el 70 % por ciento (en 2013 sumaba 878 plazas) y en O Pino llegó al 73 % (hace un lustro tenía 717 plazas).

Esa variable destaca, sobremanera, en Boimorto, con una evolución en positivo ante una realidad menos favorable que en Toques, que, sin embargo, registra una caída en el número de plazas de alojamiento. El propio estudio subraya que «os concellos polos que sempre pasou o Camiño Norte están desenvolvendo unha oferta clara orientada ao peregrino, e unha especialización marcada caro ao turismo con aumentos relativos moi importantes, mentres que no Primitivo a oferta permanece estancada ou diminúe, a pesar do seu rápido crecemento en número de camiñantes». Así, Boimorto suma actualmente ocho establecimientos, que se reparten 101 plazas para pernoctar, frente a las 23 de hace un lustro. Son entre cuatro y cinco veces más. Toques solo contabiliza a mayores un establecimiento (un albergue) con 30 plazas, frente a las 36 registradas hace 5 años. Al respecto, el estudio del GDR señala que «é sorprendente que Toques se atope en último lugar [...] sendo atravesado polo Camiño Primitivo, o que máis medrou nestes anos en termos relativos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La oferta de camas en Melide sube el 150 % por el tirón del Camino