Patrimonio abre expediente por el percance con el cruceiro de Melide

El vallado de protección de la pieza se movió para instalar el palco de una orquesta

.

MELIDE / LA VOZ

La Dirección Xeral de Patrimonio abrió un expediente de diligencias previas para aclarar el incidente que, semanas atrás, puso en tela de juicio la seguridad del cruceiro del siglo XIV de Melide, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Xunta de Galicia. Según indican desde la Consellería de Cultura, está recabándose información sobre lo sucedido el pasado 20 de agosto, cuando con el montaje del escenario de la orquesta Panorama, con la que la localidad despidió las fiestas de San Roque, se manipuló el vallado metálico con el que, durante los festejos, se protege la pieza, considerada el más antiguo de Galicia.

El cerco provisional de obra se aproximó al cruceiro, tal y como, ese mismo día, dejó constancia en un atestado la Policía Local, que alejó en la medida de lo posible la valla de la estructura, aunque sin poder recolocarlo en su posición inicial debido a la proximidad del escenario de la orquesta, desde la que, por su parte, retiraron el puntal que habían colocado en las escalinatas que tiene como base el cruceiro. El incidente, del que pusieron sobre aviso a las autoridades municipales desde el museo etnográfico de la comarca melidense, se resolvió con diligencia, pero trascendió a la arena política, ante el riesgo al que está expuesto el cruceiro, emplazado en el centro urbano de Melide al paso del Camino Francés.

En una iniciativa registrada en la Cámara gallega, el grupo parlamentario del BNG pregunta si la instalación del escenario de la orquesta contaba con el preceptivo permiso de Patrimonio, tal y como obliga la legislación autonómica en la materia cuando esas estructuras se encuentran a una distancia de seguridad de menos de 20 metros de un, como es el caso, monumento BIC. Los nacionalistas instaron, por otro lado, a elaborar un informe sobre el estado de conservación del cruceiro, así como articular medidas de cara a la protección de la pieza en un plazo máximo de seis meses.

Evaluación técnica in situ

Amén de informar sobre la apertura de un expediente de diligencias previas para recabar información sobre lo sucedido con el cruceiro el último días de las fiestas de agosto de Melide, desde la Consellería de Cultura indican que «a intención é enviar un técnico para estudar in situ esta cuestión». Expertos consultados por este periódico no solo tienen claro la vulnerabilidad del cruceiro, único por ser una pieza de transición entre el románico y el gótico, sino también la necesidad de someterlo a un proceso de restauración por la presencia de musgos y líquenes que, desde hace años, erosionan la piedra.

En cualquier caso, el debate se focalizó en la conveniencia de proteger el monumento de manera permanente, y no solo durante las fiestas, por la evidente falta de seguridad. Desde la Consellería de Cultura indicaron que «o Concello preguntou á Dirección Xeral de Patrimonio por posibles medidas de protección». Eso es lo que anunció la alcaldesa Dalia García Couso (PP) que haría cuando, semanas atrás, quedó en entredicho la seguridad del cruceiro.

En estos momentos, los trabajos que desde el Ayuntamiento melidense se realizan al respecto están en manos de la Policía Local, que, a petición de la Dirección Xeral de Patrimonio, está elaborando un informe sobre lo ocurrido. Así lo confirman los historiadores y arqueólogos melidenses Cristina Vázquez Neira y Xurxo Broz, a quienes los agentes se dirigieron días atrás al ser ellos los que advirtieron sobre el incidente del último día de las fiestas de agosto. Estos dos expertos subrayan «a sensibilidade, corrección e profesionalidade», que los efectivos de la Policía Local mantuvieron en todas las actuaciones que realizaron al respecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Patrimonio abre expediente por el percance con el cruceiro de Melide