El BNG lleva al Parlamento la demanda de medidas para proteger el cruceiro de Melide

Registra una iniciativa para que la Xunta informe del estado de la pieza y se actúe en seis meses


melide / la voz

El BNG tomó nota de la situación en el que se encuentra el cruceiro más antiguo de Melide, un monumento declarado Ben de Interese Cultural (BIC) del que quedó en entredicho su seguridad cuando, hace una semana, el montaje del escenario de una orquesta obligó a desplazar el vallado metálico con el que, en las fiestas de agosto, el Concello protege perimetralmente la pieza.

Lo sucedido, por lo que afortunadamente no hubo que lamentar consecuencias, y la posterior valoración profesional de la pieza, que expertos recomiendan proteger de manera permanente y restaurar, no pasó desapercibido para los nacionalistas, que ayer registraron una iniciativa en la Cámara gallega para que la Xunta elabore un informe sobre el estado de conservación patrimonial.

En la proposición no de ley que para su debate en comisión presentó el BNG también se insta a remitir ese informe, además de a la Cámara autonómica, al Concello de Melide, al museo etnográfico de la comarca, y a las asociaciones culturales y patrimoniales relacionadas, así como a constituir una mesa de diálogo en la que aprobar las mejoras de conservación que se estimen oportunas. Desde el Bloque plantean acordar esas medidas en un plazo máximo de seis meses, así como dotarlas del necesario presupuesto.

El Bloque insta a actuar con premura, toda vez que «non é o primeiro ano que se denuncia a súa delicada situación», indican en referencia a un monumento que empezó a protegerse el año pasado con la valla de obra, manipulada en la verbena final de las fiestas de San Roque. Sobre ese incidente concreto, ante el que intervino la Policía Local, apoyan los nacionalistas su iniciativa parlamentaria. La diputada del BNG Noa Presas calificó lo sucedido de «extrema gravidade», toda ver que «obsérvase un obvio incumprimento da lexislación vixente». Explican, al respecto, que se vulneró la Lei de Patrimonio Cultural de Galicia en lo referente a la distancia de seguridad, establecida en 20 metros, que debería haberse guardado entre el escenario de la orquesta y el cruceiro. «A instalación dun escenario nese espazo de protección de 20 metros debería contar coa autorización previa da Dirección Xeral de Patrimonio», denuncian los nacionalistas.

La alcaldesa de Melide, Dalia García Couso (PP), indicó que se informó a Patrimonio de las fiestas de San Roque, toda vez que las verbenas se celebran en la travesía de la carretera nacional Lugo-Santiago, coincidiendo con un tramo del Camino Francés. Y siguiendo las directrices de esa dirección xeral, se adoptaron medidas de protección como, amén de cercar el cruceiro, no permitir actividad en ese espacio más de 72 horas seguidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El BNG lleva al Parlamento la demanda de medidas para proteger el cruceiro de Melide