La Diputación humanizará una entrada jacobea al casco viejo de Melide

El ente provincial licitó por 179.000 euros la reurbanización de la rúa Mateo Segade Bugueiro, en pleno Camino Primitivo


melide / la voz

La rúa Mateo Segade Bugueiro, en Melide, estará en obras a corto-medio plazo. La Diputación de A Coruña licitó recientemente una intervención integral en la calle que transformará, en vista de los detalles que han trascendido del proyecto, la imagen de la entrada del Camino Primitivo en la zona vieja de la localidad. Con un presupuesto de 179.827 euros, la rúa -a la que se accede desde el cruce entre la travesía de la carretera autonómica AC-840 y la de la vial a Toques, que es por la que alcanzan los peregrinos el casco urbano- mudará su actual estado con un pavimento cuidado, nuevas aceras y renovado mobiliario. Además, se definirá una pequeña plaza en las inmediaciones de la iglesia parroquial melidense, que mira en su parte trasera a la calle, «destacando o conxunto que forman as vivendas tradicionais e a fachada lateral da Igrexa de Sancti Spiritus», tal y como indican desde el organismo provincial, que aporta la totalidad de la inversión.

El proyecto contempla, amén de la reurbanización exterior, mejoras en los servicios urbanos como la dotación de una red separativa de saneamiento y de pluviales, y la instalación subterránea del tendido eléctrico y de los servicios de telecomunicaciones, eliminando así el punto de feísmo que da el cableado aéreo. Desde la Diputación indican, en definitiva, que se trata de «obras de humanización que pretenden poñer en valor esta rúa», que presentará un «aspecto unificado» con la plaza de O Convento. Es donde desemboca la calle Mateo Segade Bugueiro y el principal espacio abierto, y el más emblemático, del casco urbano de Melide, puesto que alberga un conjunto monumental en el que confluyen el Camino Primitivo y el Francés.

Restricciones circulatorias

Al margen del valor histórico de la plaza de O Convento, la reurbanización de la entrada jacobea contribuirá a poner en valor el descuidado casco viejo melidense, donde, en los próximos días, está previsto que empiecen las obras para concluir el acondicionamiento de la rúa San Antón, pendiente de reurbanizar en el tramo entre el empalme con la calle Alhóndiga, de referencia por ser en la que se encuentra el velatorio municipal, y el enlace con la plaza de O Convento y la rúa Camiño de Ovedo. La intervención llevará parejas restricciones en la circulación de vehículos dentro de la zona monumental de Melide, donde quedarán cerradas temporalmente varias calles.

En todo caso, tanto esas obras, como las que se sucederán en Mateo Segade Bugueiro, se presentan como una buena oportunidad para ensayar limitaciones en el tráfico rodado en el conjunto del casco viejo, una jungla circulatoria en la que los conductores infringen con frecuencia las pocas restricciones existentes.

Es algo visible, a diario, en el tramo ya acondicionado de la rúa San Antón, donde los vehículos aparcan a sus anchas aún estando prohibido. También en la propia Mateo Segade Bugueiro, en la que se estaciona libremente pese a estar limitado en uno de los márgenes y sin importar que es de doble sentido, para acceder y salir del caso viejo.

Su humanización debiera servir para plantear una reordenación viaria de la zona con el objetivo, amén de que las mejoras urbanísticas perduren en el tiempo, de una puesta en valor ambiciosa y más real.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Diputación humanizará una entrada jacobea al casco viejo de Melide