El tramo Arzúa-Melide de la autovía de Lugo fue adjudicado con una baja de 69 millones

La Voz SANTIAGO, LUGO / LA VOZ

MELIDE

xoan a. soler

Los 16,4 kilómetros de la A-54 que faltaban por contratar tienen un plazo de obra de sesenta meses

05 ene 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Dos años después de que la entonces ministra Ana Pastor firmase la licitación del tramo de 16,4 kilómetros de la autovía A-54 (Santiago-Lugo) entre Melide y Arzúa, el Ministerio de Fomento acaba de publicar la formalización del contrato para la ejecución de esta obra, de la que se encargará la UTE formada por las empresas Construcciones Sánchez Domínguez Sando, S.A., y Constructora Pirenaica, S.A. (Copisa). El importe total del presupuesto base de licitación era de 157,5 millones de euros, y el de adjudicación, de 88,5 millones, por lo que la Administración central ha obtenido, valorando la de la citada unión temporal de empresas como la oferta más económica, una baja de 68,9 millones de euros.

Este tramo de la A-54, que se extiende desde el enlace Sur de Melide hasta el Oeste de Arzúa, fue adjudicado el 27 de noviembre, pero no ha sido publicada esta adjudicación en el Boletín Oficial del Estado hasta el pasado miércoles. Una vez arranque esta obra, estarán en ejecución todos los tramos pendientes de la autovía Santiago-Lugo, cuyos primeros trabajos constructivos arrancaron hace catorce años.

El nuevo tramo adjudicado tiene un plazo de finalización de obra de 60 meses, con lo que la previsión de que esté acabada toda la autovía entre Lugo y Santiago en el 2021 podría no cumplirse. El trazado entre Melide y Arzúa contempla el enlace con la AC-905, el enlace de Santiso (conexión con la CP-4603), y los enlaces de inicio y final del tramo, el Arzúa Oeste (conecta con la N-547 y la AC-240) y el Melide Sur (conexión con la AC-840).