Investigan un posible sabotaje en los semáforos de Melide

La alcaldesa resalta que siempre se estropean los días de feria


melide / la voz

Una incógnita. Lo que sucede con los cuatro semáforos instalados en las dos carreteras que vertebran el centro urbano de Melide, con constantes averías en los últimos meses, no lo saben ni en el gobierno local. Hace varias semanas que los dispositivos luminosos no funcionan -dos, según la alcaldesa Dalia García (PP)- y, de momento, no hay fecha para que vuelvan a hacerlo. La empresa especializada que contrata el Concello melidense para repararlos está pendiente de desplazar a sus técnicos a la localidad para instalar en los semáforos «un equipo que permitirá detectar que é o sucede», apunta la regidora popular para contar a renglón seguido que «é moi sospeitoso que fallen sempre os domingos despois da feira».

Un sabotaje es, de acuerdo con la explicación de la primera edil de Melide, la última opción que valora la firma después de sucesivas reparaciones -unas cuatro o cinco, según indica-, tras las que se ha descartado que los fallos en los semáforos obedezcan a un problema eléctrico o en las placas de programación, «que se cambiaron cando foi necesario», dice la alcaldesa. Dalia García indica que aunque los dispositivos que regulan el tráfico rodado y los pasos para peatones en el centro urbano tienen una instalación que, según criterio técnico, se ha quedado obsoleta, «tecnicamente non teñen problema; a empresa -añade- déixaos sempre funcionando». De hecho, los semáforos que ordenan la circulación en la intersección en la que se toma la carretera de Toques funcionan sin mayores problemas y se instalaron en la misma época, hace menos de diez años.

La regidora de Melide le ha dado esta semana el visto bueno a la empresa que se encarga de las reparaciones para que doten los cuatro semáforos del centro urbano de los dispositivos que permitirán detectar un posible sabotaje. Pero, de momento, no hay fecha. «Virán cando boamente poidan», afirma Dalia García, que, de confirmarse una manipulación malintencionada, «haberá que denuncialo», avanza. Mientras no se resuelva la problemática, la regidora melidense recomienda extremar las precauciones a la hora de circular, así como de cruzar la calzada.

Al margen de que las retenciones de tráfico son mayores cuando no funcionan los semáforos -regulan la circulación rodada en la intersección entre el vial nacional N-547 y el autonómico AC-840-, se incrementa el riesgo de atropello. Es algo de lo que advierten y a lo que se exponen los propios vecinos, toda vez que los conductores acostumbran a ser más respetuosos a la hora de interrumpir la marcha ante un paso de peatones cuando así lo señala un semáforo. Sobre la ausencia en las últimas semanas de los dispositivos también llamó la atención el grupo en la oposición municipal del BNG, desde el que, según comunicaron a través de las redes sociales, solicitaron formalmente información sobre el funcionamiento irregular de los semáforos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Investigan un posible sabotaje en los semáforos de Melide