Más de 10.000 personas emplean a diario la N-547 y la N-634

La Voz

MELIDE

30 oct 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Los usuarios de los dos principales trayectos que unen Santiago y Lugo -N-547 y N-634- se enfrentan a diario con numerosos obstáculos. En el 2015, según datos que maneja el Ministerio de Fomento, la N-547 registró el paso medio diario de 4.117 vehículos por Salceda, entre Arzúa y Lavacolla, y de 6.342 por Ponte Carreira, en la N-634. Por la A-54, entre el desvío del aeropuerto y la rotonda de acceso en Lavacolla circulan unos 15.000 vehículos. Con estas cifras, al menos unas 10.000 personas usan todos los días ambos trazados.

curvas peligrosas

Trazados de los años 80. Ambas vías nacionales formaron parte del Plan Nacional de Carreteras 1984-1991, que eliminó curvas y acortó el trazado. Pero aún perviven tramos con peligro para el conductor. Especialmente lo sufren los que viajan de Lavacolla a Arzúa, con curvas continuadas. También el trazado Melide-Arzúa está repleto de tramos en eses. O la bajada hacia Ponte Carreira, en la N-634.

todo tipo de vehículos

La suerte. El viaje por las dos nacionales atraviesa municipios ganaderos por excelencia, por lo que el conductor tendrá que tener paciencia si se encuentra con maquinaria agrícola. Además, el bum del Camino de Santiago llena en algunos momentos del año la N-547 de bicis. Además, está el tráfico pesado que soporta la N-634 al ser vía de entrada y salida de mercancías hacia la Meseta y el norte peninsular.