Cuatro encapuchados asaltan una casa en Dodro con sus dueños dentro

Los asaltantes, que actuaron por la tarde, ataron al matrimonio y golpearon al varón en una vivienda situada en una zona cercana a la Casa del Concello


dodro / la voz

Vecinos de Dodro admiten que tienen miedo tras saber que una casa del municipio fue objeto de un brutal asalto con sus ocupantes dentro. Ocurrió el miércoles pasado, sobre las seis y media de la tarde, cuando cuatro individuos encapuchados y armados reventaron la puerta de entrada de una vivienda para atar de manos y de pies, y por separado, al matrimonio que reside en la misma. Los asaltantes se ensañaron con el hombre, al que golpearon.

Este rehusó ayer explicar lo sucedido pero, según ha trascendido, los autores del atraco eran violentos y portaban una pistola y un cuchillo. Con el arma de fuego golpearon en la cabeza al propietario de la casa, que tuvo que recibir puntos de sutura. Al parecer, los ladrones accedieron al inmueble tras cortar por un lateral parte del cierre de la finca, antes de reventar la puerta de entrada, provocando un ruido que sonó como un «trueno», según explicó la propietaria de la vivienda, que ayer aún presentaba moratones en los brazos de estar atada en la silla.

La afectada tampoco quiso relatar lo sucedido. Se limitó a señalar que fue «horrible» y que ahora vive con miedo. No obstante, según ha trascendido, los asaltantes demostraron una «agresividad total» para entrar en la casa; atar al matrimonio en habitaciones separadas, aunque llegaron a juntarlos; revolverlo todo y romper objetos hasta dar con una caja fuerte. Estarían en la vivienda sobre una hora, hasta que lograron abrir la caja y vaciarla.

Al parecer, se llevaron dinero y alguna joya, aunque no se sabe la cantidad, al no querer pronunciarse los afectados, que sí denunciaron ante la Guardia Civil.

Aviso a una vecina

Antes de abandonar la casa, los asaltantes advirtieron al matrimonio de que en una hora no saliesen de la vivienda, pero la mujer lo hizo antes alarmada por las heridas que presentaba su marido, sobre todo en la cabeza.

Corrió a avisar a una vecina y llamar a la Guardia Civil. Fue esta mujer la que llevó al hombre al médico mientras la Policía Judicial de Noia precintó la casa ese mismo día para tomar huellas, aunque los asaltantes portaban guantes. Entre el vecindario de Dodro hay comentarios sobre el origen extranjero de los encapuchados, pero todo apunta a que los cuatro individuos que atemorizaron al matrimonio «parecían de aquí» y hablaban gallego o castellano, y este último con acento «de Galicia». La casa de Dodro tiene cierre, que lograron romper, y una puerta principal que «parece la de una iglesia», un hecho que incrementa el temor en la zona al demostrarse que a este tipo de asaltantes «no se les resiste nada».

Pese a no querer realizar declaraciones, la mujer no podía esconder ayer el miedo que aún siente. No se descarta que el matrimonio estuviese controlado previamente. De hecho, al parecer, el perro que tienen en la huerta parecía estar «moi nervioso» en los días previos al asalto. Ahora los que están temerosos no solo son los afectados, sino todo el vecindario de Dodro.

Entraron en la vivienda al romper un cierre y reventar una resistente puerta de madera

Los afectados no quieren comentar lo ocurrido, pero

la mujer relata que fue «horrible»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Cuatro encapuchados asaltan una casa en Dodro con sus dueños dentro