Dodro despide a su vecina más longeva, de 107 años de edad

Soledad Tarrío Pérez residía con su inseparable hermana y gozaba de muy buena salud


dodro / lA voz

Dodro despide hoy a la vecina de más edad, Soledad Tarrío Pérez, que falleció en la madrugada de ayer a los 107 años. Cumplió esa edad en el mes de mayo, cuando contó que, por entonces, estaba bien de salud y de sentido. Soledad Tarrío residía en la aldea de Imo con su hermana María, de 97 años, atendidas por el hijo de la primera, Gerardo Tarrío.

No aparentaba esa edad quizás porque, como dijo su hijo en su día, fue una mujer «de sacho e fouciño», de modo que trabajó la huerta hasta que pudo». Además, el secreto de su longevidad pudo estar en los genes, aunque ella los superó.

En sus 107 años, «moi ben levados», como dijo ella en mayo, la vecina de Imo pocas veces fue al médico. Tener a una vecina de esa edad era un orgullo para el Concello que, cada 25 de mayo, le felicitaba su cumpleaños con un ramo de flores. Soledad Tarrío será enterrada esta tarde en la parroquia de San Xoán de Laíño, acompañada por toda su familia y vecinos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Dodro despide a su vecina más longeva, de 107 años de edad