«Pepe» y su mensaje sobre la enfermedad rara de Dent llegan a «Sálvame»

Patricia Calveiro Iglesias
P. Calveiro SANTIAGO / LA VOZ

BRIÓN

Carlota Corredera lució en el programa una de las camisetas solidarias con las que una familia de Brión recauda fondos para investigar la dolencia que afecta a Hugo, que pronto cumplirá 8 años

21 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Pronto se cumplirá un año del nacimiento de Art for Dent, un proyecto artístico y 100 % solidario que busca obtener fondos para la investigación de la enfermedad de Dent. Desde entonces, han sido muchas las personas que han apoyado a Hugo Yáñez y su familia, ya sea adquiriendo una de las camisetas que vende Rei Zentolo (creadas a partir de dos cuadros hechos por este joven de Brión), dando visibilidad a su causa en las redes sociales o de otras formas. La lista de caras conocidas que ha compartido una foto vistiendo estas camisetas es larga, desde Xosé Ramón Gayoso hasta Antonio Resines.

El actor de Torrelavega no solo fue su primer embajador, también es «de los más constantes», y desde que supo de la enfermedad rara que padece Hugo —dice su madre, María Castelao— ha mantenido el contacto con ellos y se interesa cada poco tiempo por cómo se encuentra el pequeño, que el día 1 cumplirá 8 años. El proyecto, emprendido con la ayuda de un artista más que cercano, su padre Fernando, recibía este lunes un nuevo espaldarazo. La presentadora de Telecinco Carlota Corredera presentó esa tarde un programa de máxima audiencia, como es Sálvame, con la última de sus camisetas solidarias, bautizada como la obra de la que surgió, Pepe. María explica que cuando contactaron con Eva Campillo, estilista de Mediaset, «nos contestó al momento. Se mostró encantada de colaborar y nos propuso que la llevara Carlota. La camiseta le llegó ese día y al mediodía ya salía con ella».

Cuenta María que suelen ponerse en contacto a través de las redes sociales con muchas personas de relevancia social, para que den «visibilidad a nuestra lucha». «Algunos contestan y otros no», dice la madre de Hugo, quien agradece cada pequeña aportación, venga de una persona conocida o anónima, porque cada granito importa.