Pedro Pérez, hijo adoptivo de Boqueixón a título póstumo

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

BOQUEIXÓN

Veterinario cacereño afincado en la parroquia de Ponte Ledesma durante quince años, en su testamento plasmó el deseo de contribuir a los estudios de jóvenes del municipio

05 jul 2021 . Actualizado a las 08:50 h.

El Concello de Boqueixón otorgó a Pedro Pérez Pérez, fallecido en el 2001, la distinción de Fillo Adoptivo de Boqueixón en un acto celebrado en el centro cultural de Ponte Ledesma.

El alcalde de Boqueixón, Manuel Fernández Munín, fue el encargado de entregar la distinción a la sobrina del fallecido. Tras el acto de homenaje se inauguró una placa conmemorativa en el exterior del centro cultural, al pie de un olivo en recuerdo de su Cáceres natal.

Pedro Pérez fue un veterinario cacereño afincado en la parroquia de Ponte Ledesma durante quince años. En su testamento plasmó el deseo de crear una fundación para ayudar cada año a dos jóvenes del concello de Boqueixón a financiar las carreras universitarias de Medicina y Veterinaria. Han apoyado a diez estudiantes hasta la fecha.