La depuradora de Boqueixón costará 1,67 millones y las obras durarán un año

La Voz SANTIAGO

BOQUEIXÓN

La nueva planta permitirá triplicar la capacidad de saneamiento en Sergude y Lestedo

12 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El municipio de Boqueixón dispondrá de una nueva depuradora para tratar las aguas residuales generadas por los principales núcleos del municipio: Sergude y Lestedo.

Las obras, cuya licitación anunció ayer la Xunta, tienen un presupuesto final de 1,67 millones de euros, financiados mayoritariamente por Augas de Galicia, organismo autónomo adscrito a la Consellería de Infraestruturas. El Concello de Boqueixón aporta los terrenos en los que se construirá la futura planta de depuración, asumiendo, además, su conservación y mantenimiento. También contribuirá con parte de la financiación.

La depuradora tendrá capacidad para tratar las aguas residuales de tres mil personas, lo que supone un incremento significativo, ya que la planta actual está diseñada para cubrir la demanda de un millar de personas. Cuando la nueva instalación esté operativa permitirá tratar también residuos de la zona de A Susana, ya que tendrá capacidad para depurar 44 metros cúbicos de aguas residuales por hora.

Dos depuradoras, un servicio

La nueva depuradora se situará junto a la actual, que seguirá en funcionamiento mientras duren las obras. La futura instalación realizará tres procesos de depuración distintos: línea de agua, línea de fangos y redes auxiliares de proceso.

Parte del presupuesto de la obra procede del Fondo Europeo Agrícola de Desenvolvemento Rural (Feader), en el marco del Programa de Desenvolvemento Rural (PDR) Galicia en el período 2014-2020.

Xunta y Concello firmaron un convenio de colaboración para desarrollar este proyecto, adjudicado a la empresa Vázquez y Reino. En el proceso de licitación, que comenzó el pasado mes de junio, participaron catorce empresas y la adjudicataria consiguió el contrato con una rebaja del coste final de la obra, que superaba los 1,8 millones de euros.

El plazo para construir la planta de Sergude será de un año, el mismo período recogido en el proyecto técnico redactado en le 2019 y que tuvo que superar el trámite preceptivo de impacto medioambiental.