Juzgan a la dirección de una residencia de Boqueixón por atar a dos usuarias

Se exponen a tres años de cárcel por dos presuntos delitos de trato degradante


santiago / la voz

La actual directora de la residencia de mayores Santa Olalla de Boqueixón, Patricia Miguélez, y otras dos mujeres que ocuparon anteriormente ese cargo, Erika Ramos y María del Pilar Carballo, se exponen, junto a la médica del centro, María Ascensión Yeguas, a tres años de cárcel por dos presuntos delitos de trato degradante por haber inmovilizado en sus camas a dos usuarias de las instalaciones, que gestiona la Fundación San Rosendo. La Fiscalía, además, solicita que las usuarias sean indemnizadas con 3.000 euros cada una, aunque las dos han fallecido ya.

Los hechos se remontan al año 2016, cuando un magistrado y un forense comprobaron en una visita al centro que una mujer estaba encamada y atada pese a no estar agitada. En una posterior inspección de la Fiscalía compostelana se detectó el otro caso.

Las acusadas han rechazado los cargos y han explicado que no ordenaban la sujeción de las usuarias para evitar prestarles atención, sino por su propia seguridad, ya que eran pacientes con demencias severas que corrían el riesgo de caerse si no estaban sujetas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Tags
Comentarios

Juzgan a la dirección de una residencia de Boqueixón por atar a dos usuarias