Solo Rois, Boimorto y Santiso cuentan con ayudas directas para incentivar la natalidad

Natalia Rodríguez Noguerol
natalia noguerol MELIDE / LA VOZ

BOIMORTO

Las asignaciones económicas están vinculadas al empadronamiento y la escolarización

12 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Municipios con mayor desequilibrio vegetativo son los que, hasta el momento, han establecido ayudas específicas para fomentar la natalidad. Estos son los casos de Rois, Santiso y Boimorto.

En concreto, el Ayuntamiento de Santiso concede 600 euros por nacimiento, siempre y cuando uno de los padres lleve al menos un año empadronado en el municipio y haga lo propio con el recién nacido. El año pasado se otorgaron cinco ayudas. «E foi dos anos que menos», afirma el alcalde Manuel Adán, que tiene en mente modificar la ordenanza que las regula para que el incentivo económico responda a su razón de ser, que no es otra que contribuir a frenar el despoblamiento, en este caso, rural.

«A miña idea é variala, de maneira que non se conceda a subvención nunha única vez», afirma el regidor para explicar al hilo que se estudiará establecer como requisito que el recién nacido esté empadronado en el concello un mínimo de 5 o 6 años. «Así evitariamos problemas como o que tivemos», indica en alusión al cierre, años atrás, del colegio de Visantoña y a los recortes de profesorado en Arcediago, donde Educación reagrupa diferentes cursos ante la caída de matrícula. Tal y como ahora el Concello de Santiso concede las ayudas, «a xente fai uso delas, e transcorrido un ano empadroan e escolarizan aos fillos en Melide ou en Arzúa», se lamenta el alcalde.