El Bergan, afiliado al «molto Longo»

Antón Lestón Lago
Antón Lestón CARBALLO / LA VOZ

ARZÚA

BASILIO BELLO

Los carballeses vencieron en los últimos minutos al colista Arzúa gracias a dos tantos del asturiano, que sigue apareciendo cuando se le necesita

20 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

A cada remontada del Real Madrid se recuerda aquel «90 minuti en el Bernabéu son molto longo» que aventuró Juanito tras caer en Milán contra el Inter en 1986. Y lo cierto es que al mismo lema podría acogerse el Bergantiños de este curso, y con más razón teniendo a Pablo Longo (Candás, 1997) como el principal protagonista de sus victorias más épicas. El domingo, en Arzúa, el delantero asturiano volvió a ser determinante con dos goles que sellaron el triunfo rojillo y agarraron un liderato que faltando cinco minutos ya pertenecía al Celta C Gran Peña.

EN DETALLE

LOS OCHO GOLES DE LONGO

  • Goles (minuto) / Resultado final
  • Estradense 0-1 Bergan (56) / 1-1
  • Betanzos 1-1 Bergan (53) / 1-2
  • Betanzos 1-2 Bergan (74) / 1-2
  • Arousa 1-2 Bergan (74) / 1-3
  • Bergan 2-0 Pontevedra B (81) / 2-0
  • Somozas 1-1 Bergan (86) / 1-2
  • Arzúa 1-1 Bergan (36) / 1-2
  • Arzúa 1-2 Bergan (86) / 1-2

SU PARTICIPACIÓN

  • Partidos convocado 19
  • Partidos de titular 8
  • Minutos disputados 798

GOLEADORES DEL BERGANTIÑOS

  • Pablo Longo 8
  • Mario Musy 6
  • Álex Ramos 5
  • Jorge Cano 5
  • Marcos Remeseiro 3
  • Iago López 2

En ambos tantos exhibió sus principales virtudes: el poderío físico, el remate de cabeza y su voracidad en el área. Marcó primero el empate en un córner, de cabeza, más cómodo de lo habitual tras un fallo en el marcaje de los locales. E hizo el definitivo 1-2 en el minuto 86 con otro cabezazo tras volver loco a su rival para alcanzar un centro de Isra. Con este doblete es ya el máximo goleador de los carballeses en solitario y eso que solo ha jugado 8 partidos como titular, de los 19 en los que ha ido convocado. No obstante, Secho Martínez sabe que tiene un arma única a su favor. Porque más allá de su eficacia, Longo es un delantero de esos que ya no abundan en el fútbol actual: robusto, luchador y, sobre todo, fijador. Es un delantero centro, de área. Un devorador que rentabiliza como pocos cada aportación anotadora, pues ha dado puntos al Bergantiños con siete de sus ocho goles esta temporada.

«Fuera del área soy como un pato mareado» 

Tras una nueva exhibición de eficacia, el asturiano hace balance a sus primeros meses en As Eiroas y explica como potenció sus principales facultades.

—Otra vez sacó las castañas del fuego en un día complicado.

—Es una liga muy igualada. El Arzúa va colista con 7 puntos, pero sabíamos que nos lo iban a poner muy difícil porque ya lo habían hecho contra el Arousa. Además se reforzaron en invierno. Es cierto, también, que no tuvimos nuestro mejor día en cuanto a intensidad y fútbol, y ellos entraron mejor. Pero tocó remar y lo hicimos.

—¿Cómo lleva lo de entrar y salir del equipo titular tan seguidamente?

—Es complicado porque al final vengo de dos temporadas jugándolo todo en el Praviano de Asturias. Pero vienes a un club como el Bergan y te encuentras con compañeros que son de tu nivel o incluso mucho más alto, por lo que hay que adaptarse. Yo a jugar lo que me toque y aportar lo máximo.

—Responde a un perfil casi olvidado, el de delantero de área.

—El área es mi hábitat natural, si me sacan de ahí me siento como un pato mareado. Me decía Canedo al terminar el partido que si llego a tener dos cabezas en vez de dos pies, jugaría en Primera División.

—¿La habilidad aérea fue innata o la aprendió con el estirón?

—Totalmente aprendida. Si yo hasta juveniles de segundo año medía 1,60. De repente crecí y me conciencié de que tenía que aprender a usar la cabeza.

—¿A quién van dirigidos los goles que dedica al cielo?

—A mi abuelo, que falleció hace cinco años. Siempre venía a los partidos y se ponía detrás de la portería para abrazarlo al marcar.