Jesús Baleato, entrenador del Arzúa: «A los futbolistas les digo todos los días que el fútbol siempre da segundas oportunidades»

Ignacio Javier Calvo Ríos
NASO CALVO LA VOZ / SANTIAGO

ARZÚA

XOAN A. SOLER

A pesar de la pésima clasificación del equipo, el técnico de Val do Dubra recuerda que «el fútbol está lleno de milagros y mientras hay vida siempre hay esperanza»

23 nov 2023 . Actualizado a las 19:18 h.

El Arzúa sigue sin ganar. Desde el minuto uno de la competición en el grupo primero de la Tercera Federación, el colectivo blanquiazul ocupa el farolillo rojo. Solo consiguió un empate en lo que va de temporada. Sumó uno de los 33 puntos diputados. Pese a este pésimo arranque, en Arzúa no pierden la ilusión. Jesús Baleato, entrenador de los blanquiazules, sabe que para sacar el equipo adelante hay que reforzarse para lo que resta de campeonato.

«La clasificación indica que la situación está fatal, pero los resultados están siendo bastante extraños e injustos con el Arzúa. Entrenamos muy bien cada día y los futbolistas están implicados. Están todos muy ilusionados, pero nos falta experiencia para competir. Podemos destacar, para ilustrar esta situación, que nos pitaron siete penaltis en contra en lo que va de temporada. Está claro que cuando todo va mal nunca te acompaña la suerte», explica el de Val do Dubra.

Insiste en que en muchos momentos de la campaña el equipo tuvo la suerte de espaldas: «Una buena prueba de la mala fortuna que tenemos la podemos observar en el partido del último domingo en O Viso frente al Rápido de Bouzas. Teníamos el encuentro casi ganado y antes de la expulsión de Monterroso fallamos una clara ocasión para ponernos 2-0. Después nos empataron, en el 90 me expulsaron a mí y después a Catú. Y para rematarla, el Rápido de Bouzas marcó en el minuto 94 el 2-1. Está claro que estamos viviendo un mal año».

Las expulsiones de Monterroso y Catú complican todavía más el panorama para el próximo compromiso liguero. «A Catú le cayeron dos partidos y a mí otros dos. El árbitro me dijo que me había expulsado por estar en la zona técnica y, sin embargo, en el acta puso que me había echado por protestar», explica Baleato. ¿Protestó mucho usted?: «¿Y qué entrenador no protesta durante un partido?», se queja el técnico de Bembibre.

¿Qué futuro le espera al Arzúa en este curso?: «El futuro es incierto. Estamos mirando en el mercado para incorporar algunos futbolistas, pero no hay mucho que mejore lo que ya tenemos. Estamos intentando reforzarnos, pero no hay jugadores y tampoco hay mucho dinero», confiesa el entrenador blanquiazul.

«Un año muy triste»

Pese a las adversidades, Baleato no pierde el optimismo. Ni él, ni la junta directiva y tampoco los jugadores: «Claro que tenemos que ser optimistas. Estamos pasando un año muy triste, una temporada muy complicada, pero mientras hay vida siempre hay esperanza. Por la semana da gusto verles entrenar, pero el fin de semana las cosas son diferentes. Hay que seguir manteniendo la ilusión por jugar, porque sabemos que en cualquier momento llegarán las victorias».

No es fácil conseguir que ante tan malos resultados la plantilla siga creyendo en el discurso del entrenador. Sobre esto, Baleato es claro: «Tengo que agradecer a todos los jugadores su compromiso. Lo están haciendo muy bien. Les digo todos los días que el fútbol siempre da segundas oportunidades. El fútbol está lleno de milagros y nosotros no podemos bajar los brazos».

No pierden la esperanza

El técnico de Bembibre recuerda que el Arzúa perdió ante rivales directos partidos en los que tendría que haber conseguido «mejores resultados». De todos modos, no pierde la esperanza: «La gente está muy comprometida y el público se está volcando con nosotros. Es de agradecer su comportamiento. Ni un mal gesto, ni una mala palabra. Hay que seguir manteniendo esta ilusión».

Y, ¿cómo lo lleva la junta directiva, cómo lo lleva el presidente?: «El presidente es la persona con mayor ilusión del mundo. Es muy optimista. Está buscando futbolistas para reforzar el equipo y solo nos queda esperar. Hay que ir domingo a domingo, pero nunca vamos a arrojar la toalla. Quedan seis jornadas para acabar la primera vuelta y falta mucho todavía. Solo esperamos que alguna vez nos acompañe la suerte».