El tráfico urbano de Arzúa será reordenado para mejorar la seguridad

La Voz ARZÚA / LA VOZ

ARZÚA

PACO RODRÍGUEZ

Transportes invertirá 500.000 euros en una actuación motivada por el incremento del paso de vehículos pesados por el casco urbano

03 may 2021 . Actualizado a las 23:45 h.

La travesía que define la carretera N-547 (Lugo-Santiago) a su paso por Arzúa será objeto de una intervención de mejora que, en pleno centro de la localidad, se materializará en cambios que el Ministerio de Transportes planifica para mejorar la seguridad viaria en el tramo urbano más conflictivo del vial nacional por su proximidad al cruce con dos carreteras autonómicas. El departamento de José Luis Ábalos (PSOE) proyecta eliminar sendos pasos de peatones, localizados entre los números 1 y 7 de la plaza de Galiza, y señalizar uno en el medio de ese tramo. La actuación, que obligará a modificar los accesos a la plaza, contempla la instalación de un semáforo o, en su defecto, iluminación de refuerzo para regular el tránsito de peatones de uno a otro lado de la calzada.

La intervención en el tramo más céntrico de la nacional N-547 a su paso por Arzúa es la más destacada de las que figuran en un proyecto que contempla otras actuaciones menores a lo largo de toda la travesía, y que supondrán, en su conjunto, una inversión estatal de unos 500.000 euros. La redacción del proyecto para mejorar la seguridad viaria en el tramo de la carretera nacional que discurre por el casco urbano se la confirmaron desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana al bipartito municipal (Alternativa por Arzúa-PSdeG), que ve, así, ratificado un compromiso que anunciaron a principios de abril.

Precisamente por eso, el gobierno arzuano calificó de «intento de burla» el anuncio realizado desde el grupo municipal del BNG tras la visita, esta semana, a la localidad del diputado nacionalista Néstor Rego, que presentará en el Congreso iniciativas para que Transportes «actúe de maneira inmediata mellorando a seguranza nesta vía».

La carretera nacional Lugo-Santiago (N-547) se resiente en Arzúa -y también en Melide- de una mayor presencia de tráfico pesado desde que se abrió el tramo de la autovía A-54 desde el municipio arzuano hasta Lavacolla. El deterioro del firme y el menoscabo de la seguridad viaria son las consecuencias inmediatas del incremento de la circulación de camiones.

Acuerdo cerrado en noviembre

La problemática la abordaron, en noviembre del año pasado, el alcalde de Arzúa, el independiente José Luis García López, y su socia de gobierno y edila de Obras, la socialista Begoña Balado, en un encuentro que mantuvieron con la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, y el máximo responsable de Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia, Ángel González del Río.

Confirmada la comprometida redacción del proyecto para intervenir en la nacional N-547, Balado les reitero el agradecimiento «pola súa atención co noso concello e o interese amosado dende un primeiro momento en buscar unha solución aos problemas de seguridade viaria e de consistencia do firme».