La tarjeta turística de la Xunta llega a 15 municipios del área

Natalia Rodríguez Noguerol
n. noguerol ARZÚA / LA VOZ

ARZÚA

El bono podrá utilizarse en medio centenar de negocios

22 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Medio de centenar de negocios del área de influencia de Santiago admitirán el pago por sus servicios a través de la tarjeta #QuedamosenGalicia, lanzada por la Xunta para implicar a los gallegos en la dinamización del sector turístico dentro de la propia comunidad. En la relación de alojamientos y de agencias de viaje que se acogieron a la que es la segunda edición de la campaña -que, el año pasado, se restringió al personal sanitario y sociosanitario, y este, se abrió a todos los residentes en Galicia, sin distinciones- figuran negocios, además de en la capital gallega, en quince concellos del entorno. Son, de momento -ya que la campaña sigue abierta a la inscripción de establecimientos- los de A Baña, Ames, Arzúa, Boqueixón, Brión, Dodro, Melide, Negreira, Ordes, Padrón, Santa Comba, Rois, Teo, Touro y Vedra.

A uno de los hoteles participantes en Arzúa se desplazó, este miércoles, el delegado de la Xunta en la provincia de A Coruña, Gonzalo Trenor, para presentar el programa, y hacer balance de su acogida en el entorno del municipio capitalino, donde se adhirieron al programa otro medio centenar de negocios. Según los últimos datos que figuran en la web de Turismo de Galicia, los beneficiarios del bono turístico -cerca de 20.000- podrán utilizarla la tarjeta para pernoctar en 15 establecimientos de diferente categoría en Arzúa; en 6 en Padrón, en 5 en Teo; en 4 en Melide; en 2 en Santa Comba, Negreira, Rois y A Baña; en uno en Brión, Vedra, Dodro, Boqueixón y Touro; y en 4 en Ames, donde también participan en la campaña 3 agencias de viajes, al igual que una en Ordes.

La campaña, puesta en marcha junto con el Clúster Turismo de Galicia, permitirá inyectar 6,8 millones al sector turístico de la comunidad, tal y como destacó el delegado territorial de la Xunta, que subrayó, por otro lado, el éxito de la segunda edición del programa, al agotase, en cuestión de horas, las tarjetas turísticas disponibles. Gonzalo Trenor señaló que esa respuesta era previsible, dada la registrada el año pasado. Al respecto, afirmó que «o éxito acadado coa segunda convocatoria non foi unha sorpresa e suporá un revulsivo, dentro dunhas semanas, para un sector que está empezando a levantar cabeza e que precisa de todo o apoio posible».