El Arzúa redescubre los agujeros del Viveiro

Iván Díaz Rolle
I. DÍAZ ROLLE VIVEIRO / LA VOZ

ARZÚA

xaime ramallal

Tras una buena puesta en escena, el cuadro mariñano hizo demasiadas concesiones en defensa y no supo reaccionar a los golpes de su rival en una batalla clave por las seis primeras posiciones

28 feb 2021 . Actualizado a las 20:46 h.

El Arzúa chafó el reencuentro del Viveiro con su público casi dos meses después. Igual que en el partido de la primera vuelta, el conjunto blanquiazul se aprovechó de las concesiones mariñanas para asestarle un severo golpe en la pugna por las seis primeras posiciones. Había entrado al partido mucho mejor el equipo de Chusky, pero su rival no perdonó en su primer descuido y luego no tuvo capacidad de reacción, ni siquiera contra diez futbolistas durante los últimos 22 minutos por la expulsión de Tomé.

El público de Cantarrana estaba muy satisfecho con las prestaciones de su equipo a la media hora. En un buen momento anímico tras dos victorias consecutivas, llevaba la iniciativa y alcanzaba el área de Marqueta con relativa facilidad. Le faltó finalizar, y eso precisamente fue lo que hizo el conjunto que entrena Javi Rey en su primera ocasión. En una salida de balón demasiado forzada con Pablo Rey, Brais Pedreira recuperó el balón y con sutileza conectó un zurdazo a la escuadra contraria prácticamente desde la esquina derecha del área. Poco después, Borjita cabeceó muy solo dentro del área un centro de Manu Casal y puso el 0-2, y el asistente mandó luego una falta lateral al larguero.

Los cambios que introdujo Chusky en el descanso no fueron el estímulo que necesitaban los celestes. Iker convirtió el tercero al rematar un centro que se le escapó a Manu Cedrón y las mejores ocasiones siguieron siendo para el Arzúa. El 9 se entretuvo en un mano a mano tras un balón en largo de su portero, y el meta viveirista respondió en otro remate suyo y en el rechace de Borjita.

Polémica

Superados por el acierto de su rival, los mariñanos terminaron también notablemente enfadados con la actuación arbitral. Pidieron dos penaltis sobre Javi Rey, el primero de ellos poco antes del 0-1, y anularon dos goles a Asier y a Arturo en sendas faltas laterales. Por sus protestas fueron expulsados Chusky y su segundo, Bebo.

VIVEIRO, 0: Manu Cedrón; Agus (Uriol, min. 13), Nico Madero, Edgar, Pablo Rey (Pablo Louzao, min. 80); Álex Meitín (Facu, min. 46), Xaime, Javi Rey, Rolle (Criss, min. 46); Vicente y Asier (Arturo, min. 57).

ARZÚA, 3: Marqueta; Dani Blanco, Santi Taboada, Tomé, Álex Vázquez; Brais Pedreira, Vivito, Pedro Delgado, Manu Casal (Iván García, min. 75); Borjita (Sergio Otero, min. 65) e Iker (Eiró, min. 87). 

GOLES: 0-1, min. 32: Brais Pedreira. 0-2, min. 38: Borjita. 0-3, min. 51: Iker.

ÁRBITRO: Quintairos Rial (Vigo). Expulsó con doble amarilla al jugador visitante Tomé (min. 68). También mostró la roja directa a los técnicos del Viveiro, Chusky y Bebo. Amonestó a los locales Edgar, Arturo, Xaime, Uriol y Criss, y a Álex Vázquez por el Arzúa.

INCIDENCIAS: Unos 300 espectadores en Cantarrana.