Cantarrana abre sus puertas al público tras dos meses en otra final

Iván Díaz Rolle
IVÁN D. ROLLE VIVEIRO / LA VOZ

ARZÚA

Debido a las restricciones por el coronavirus, el partido entre el Viveiro y el Polvorín del 27 de enero se disputó en San Cibrao
Debido a las restricciones por el coronavirus, el partido entre el Viveiro y el Polvorín del 27 de enero se disputó en San Cibrao PEPA LOSADA

FútbolTercera DivisiónEl Viveiro inicia con un punto más que el Arzúa un duelo clave por la permanencia

27 feb 2021 . Actualizado a las 21:49 h.

El duelo de esta tarde (Cantarrana, 16.45 horas) lo tienen marcado desde hace semanas el Viveiro y el Arzúa como una verdadera final por el sexto puesto. Los resultados que se vienen dando desde hace varias fechas, no obstante, elevan su trascendencia, porque la zona media del subgrupo Norte de Tercera División se ha comprimido y el vencedor no solo dará un buen paso hacia la permanencia, sino que incluso se ganará el derecho a soñar con algo más en la recta final de la primera fase. Un cartel casi irresistible para la esperada vuelta del público a unas gradas vacías desde el 3 de enero, en el caso del estadio de la ciudad del Landro.

Aunque el Arzúa tiene el golaveraje prácticamente sentenciado por el 4-0 de la ida en O Viso, son los mariñanos quienes llegan al duelo con una ventaja de un punto y la quinta plaza en el bolsillo, a pesar de que disputaron un partido menos. Algo que no hará que los hombres de Chusky especulen en la búsqueda de su tercera victoria consecutiva. «Llegamos en un gran momento de moral por nuestros últimos partidos, pero no podemos confiarnos porque en Arzúa nos pintaron la cara. Va a ser un encuentro durísimo y es importante ganar para mantener nuestra posición privilegiada y acercarnos más a la permanencia», destacó el estratega afincado en San Cibrao.

El resultado de la primera vuelta supone un aviso para los celestes, motivados por sus posibilidades clasificatorias y momento de forma, más que por el ánimo de revancha: «De aquel partido salimos dolidos. Nos vimos superados, estuvimos francamente mal y nos tocó el orgullo. No tenemos ánimo de revancha, pero queremos los tres puntos, son importantísimos».

Cantarrana como trampolín

Tras vencer al Paiosaco (2-1) y recuperar la jornada aplazada frente al Fisterra (2-0), el Viveiro afrontará su tercer partido consecutivo en casa, con ganas de volver a sobreponerse al mal estado del campo y seguir utilizando su estadio de trampolín. «Estamos en un gran momento. Se están dando resultados favorables y todo el equipo está muy enchufado y con ganas», explicó el entrenador de un conjunto muy fiable en su feudo.

Enfrente, sin embargo, estará un Arzúa que solo consiguió a domicilio 7 de sus 23 puntos. El equipo de Javi Rey solo venció en su visita al Fabril (0-1), igualó ante As Pontes (1-1), Fisterra (1-1), Somozas (2-2) y Estudiantil (2-2), y sucumbió en Silva (2-1), Vilalba (2-0) y Bergantiños (2-0). Viene de doblegar al filial del Dépor en O Viso (1-0) y contará con la baja del defensa Queiruga por acumulación de cartulinas.

Iván, única baja celeste

En el cuadro local, la única baja segura es Iván, por una lesión de rodilla. Chusky volvió a dejar en el aire la composición de su once: «Estoy contento con todos y contra el Fisterra los cambios aportaron muchísimo».